25 Instantáneas de Amaranta Caballero Prado o Nomás nos queda esta noche7 min de lectura

Héctor Alvarado Díaz

1. ¿Cuál de tus libros es el más querido?

Guardo con cariño varios libros muy queridos: Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca de la editorial Séneca, 1940; Los días apagados, de Jesús R. Guerrero, editorial Botas-México, 1946; I Ching. El libro de las mutaciones (traducción de Richard Wilhelm y prólogo de Borges); Los libros de mi abuelo Alfonso Prado Soto (especialmente Las 7 Maravillas del mundo Guanajuatense, porque además tiene la dedicatoria más hermosa del mundo); los libros de Jorge Ibargüengoitia y todos los libros que amigas y amigos me han dedicado.

2. ¿Has llegado a odiar a alguien?

Sí. ¿Existe alguien que no haya odiado? Como integrante de la especie humana fallida que somos, he de decir que sí, he odiado.

3. ¿Una vez que comienzas te vas derecho o haces pausas?

Depende. Si se trata de escribir, es probable que haga pausas. Si se trata de dibujar me voy derecho.

4. ¿Te arrepientes de algo?

Sí. Me arrepiento de un par de acciones que pude haber evitado y quizá hoy podría pensar que soy mejor persona, pero la vida es eso: una enseñanza. Hasta después tuve los resultados.

5. Tus cinco músicos preferidos.

Syd Barret, David Gilmore, Roger Waters, Nick Mason, Richard Wright. (Imposible decir todos/as mis músicos favoritos).

6. ¿Te han rechazado?

Sí. En trabajos, convocatorias, concursos, novios, y un sin fin de situaciones. Al final cada vez lo agradecí. Pero vuelvo ¿no es parte de vivir experimentar todo eso? Seguramente sí. Observar, comprender y tratar de conocer la parte oscura, dolorosa, la que menos nos gusta.

7. ¿Escuchas los consejos de alguien?

Sí, claro, también suelo pedirlos. Aunque me he dado cuenta que muchas personas continuamente me los piden a mí. Y es una verdad que digo con humildad y agradecimiento.

8. ¿El sentido del humor se trae o se aprende?

R= Se traprende y se aprentrae.

9. ¿Tienes una vida secreta?

Tengo siete vidas secretas.

10. ¿Sigues un ritual?

Casi todo siempre es un ritual. Pero no me daba cuenta. Por ejemplo, el ritual de despertar, abrir los ojos por las mañanas y pensar de inmediato en que “no me sube rápido la sangre a la cabeza y debo seguir recostada otro poco” –risas grabadas–. El ritual de poner el café y tomarlo. El ritual de recordar cada día de qué está una hecha y continuar el aprendizaje cotidiano. El ritual de salir a caminar con Ciruela, hablar sola en voz alta, observar a los pájaros y negociar con ellos. El ritual de dar gracias cada fin de mes, el ritual de dar la bienvenida a cada etapa nueva, el ritual al encender una vela, así muchos rituales cotidianos.

11. ¿Cómo te ha ido con los editores?

Con los que he trabajado las revisiones previas a la publicación de mis libros siempre muy bien. Con los que han sido mis colegas en los trabajos oficiales en que estuve, también muy bien; extraño las conversaciones de tres o cuatro horas donde discutíamos el sentido de una palabra o su conjugación o la importancia de un punto y coma, la belleza de las palabras esdrújulas o las que llevan diéresis. El intenso y amplio mundo de las letras, las palabras, el lenguaje escrito y sus significados.

12. ¿Eres cinéfila?

No precisamente cinéfila pero sí disfruto mucho el cine: ciertos directores/as, ciertos actores, actrices, ciertos soundtracks. Amo a Herzog.

13. ¿Qué haces los domingos?

Casi lo mismo que los otros días de la semana, excepto que en los domingos hay menos ruido y aprecio mucho eso.

14. ¿Supersticiosa?

Cada vez menos. Ahora soy telépata.

15. ¿Siempre supiste que serías escritora?

No. De niña solamente me gustaba mucho escribirles largas cartas ilustradas a mis amistades y enviárselas por correo postal aunque fueran mis vecinos. Y siempre que leía una gran historia admiraba mucho al autor o autora.

16. Platillo favorito.

El platillo volador no identificado y las enchiladas mineras. En realidad, de niña siempre fui flacucha y hasta que fui adulta me dio por el buen comer. Más tarde aún me gustó la cuestión de cocinar. Vivir en Tijuana, por ejemplo, fue el motivo para realizar mi doctorado en enchiladas mineras ya que allá no las encuentras, así que la nostalgia y la distancia geográfica modularon mi sistema digestivo. Me gusta comer salado y luego dulce. También me gustan algunos tonos de los sabores amargos. Me gustan los sabores umami, esos que te explotan en la lengua y en el paladar al mismo tiempo. Amo los postres y sí, el chocolate me fascina. ¡Ah, pero la lúcuma! Descubrirla literalmente cambió mi vida.

17. ¿Aspiras a vivir de tus libros?

Aspiro: me inspiro. Aspiro a vivir con dignidad de mi trabajo escrito y gráfico. Sí. Pero más que aspirar, pues, cada día trabajo mucho para ello.

18. ¿Sabes nadar?

Floto con natación simple: estilo “de perrito”, nada más.

19. ¿Por qué los pájaros?

Porque los pájaros darán cuenta de ello.

20. Tus cinco bandas del corazón.

En inglés: Pink Floyd, Genesis, Black Sabbath, Led Zepellin, Nirvana. En español: La Barranca, Caifanes, Radio Futura, Charly García, Soda Stereo.

21. ¿Cuándo se termina el poema?

Es muy probable que se termine antes de comenzar a escribirlo. Pero también puede terminar cientos de años después de haberlo escrito.

22. ¿Por qué te declaras tijuanense?

Inventé el gentilicio “tijuanajuatense”, pues soy mitad de aquí, mitad de allá. Crecí y me formé en Guanajuato, crecí y me deformé en Tijuana. Soy feliz.

23. ¿Ciruela es de la realeza?

Ciruela es Su Majestad, pues la adopté en Tijuana –cuando ella tenía dos meses–, luego de haber sido rescatada por una amiga de las manos de un ángel-malandro.

24. ¿Cómo viviste la cuarentena?

Sigo en ella.

25. ¿Qué estás ideando ahora?

Trabajo en próximos pájaro-proyectos y en la adaptación de mi taller-galería para cuando pueda abrir puertas al público. Vengan a visitarme a Cuévano Profundo, los espero en “Los Pájaros: dibujos, libros, et al.”


Amaranta Caballero Prado (Guanajuato, 1973).

Estudió Diseño Gráfico en la Universidad de Guanajuato y la maestría en Estudios Socioculturales en El Colegio de la Frontera Norte/ Universidad Autónoma de Baja California.

Publicaciones: Cólera Morbus (Editorial La Rana, 2019), Ojo avizor (recuento) (serie Cocodrilos, Universidad de Guanajuato, 2019), Newspaperbirds of March 2011 (Editorial Cinosargo, 2019), Newspaperbirds of March 2011, (pieza digital Centro de Cultura Digital, 2016), Amarantismos (Ediciones de La Esquina, 2014), Libro del Aire (Segunda edición, Casa Impronta, 2014), Vanitas (Editorial La Rana, 2013), Escombros (Proyecto Líquido Miedo, Editorial Turner, 2013), Libro del Aire (Ediciones de La Esquina, 2011), Okupas (Letras de Pasto Verde, 2009), Gatitos de Migajón (IMO, Oaxaca, 2009), Todas estas puertas (Tierra Adentro, Conaculta 2008), Entre las líneas de las manos (en el libro Tres tristes tigras, Conaculta, 2005) y Bravísimas Bravérrimas. Aforismos (Ediciones de La Esquina, 2005). Participante en antologías de minificción: El tótem de la Rana (2018), Lapidario, antología del aforismo mexicano (2015), Minibichario, el libro de los seres no imaginarios (2012), Yo no canto Ulises, cuento. La sirena en el microrrelato mexicano (2008), El microrrelato en México, Antología virtual de minificción (2005). Ha sido incluida en varias antologías de poesía y revistas nacionales e internacionales.

Participaciones colectivas: Génesis, nueve meses creando (1999), La Línea (2002-2006), Laboratorio Fronterizo de Escritores/Writing Lab on the Border (2006), Festival Enclave / Feria del Libro de Minería (2012, 2014, 2016).

Participaciones individuales: Festival de Poesía Latinoamericana LATINALE en Berlín en sus ediciones de 2007 y 2016; Festival “Los Límites del Lenguaje” Moscú 2012; Festival Tea Party Perú-Chile, 2016, 2019.

Actualmente realiza el proyecto interdisciplinario “Mil pájaros mil. Tesis autodoctoral”, donde convive entre la música, la gráfica y la literatura. Ama la música y ama dibujar.

www.amarantacaballero.blogspot.com / amaranta.caballero@gmail.com

Notas relacionadas

Danos tu opinión: