25 Instantáneas de Ave Barrera o Perfume de alegría tiene mi alma libre4 min de lectura

Héctor Alvarado Díaz

1. ¿Eres lenta para escribir?

Escribo a velocidad de caracol reumático.

2. ¿Las puertas se han hecho grandes?

Empiezan a abrirse y es algo que me pone muy muy contenta.

3. ¿Te gustaría escribir más para niños y jóvenes?

¡Siempre!

4. ¿Has regalado alguna historia?

No me acuerdo. Tal vez lo hice y decidí olvidarlo.

5. ¿Te reflejas en los espejos?

Depende. No en todos.

6. ¿Tus personajes siempre están en conflicto?

Tienen que estarlo, si no, ¿qué chiste?

7. Platillo favorito.

Hoy responderé que carnita asada.

8. ¿Seguirás explorando la novela?

Sí, y no creo terminar pronto, la verdad.

9. ¿Te sientes en contacto con otras narradoras latinoamericanas?

En contacto no tanto como quisiera, pero en correspondencia sí. Me emociona mucho lo que está ocurriendo en la literatura latinoamericana escrita por mujeres y quiero formar parte de ello.

10. ¿Tu narrativa se acerca a lo cinematográfico?

Sí, no escribo directamente para ese fin, pero siempre me imagino cómo “se vería”, y eso es súper importante para el equilibrio entre acciones y narración.

11. Cinco bandas infaltables en tu playlist.

Te la cambio por intérpretes: Ella Fitzgerald, Anouar Brahem, Silvia Pérez Cruz, Max Richter, Nina Simone.

12. ¿Eres familiera?

Mucho, pero me tuve que inventar mi propia famlia, porque de la otra es mejor estar lejos.

13. ¿Te clavas más en la historia, en el lenguaje, en el diseño de la narración?

En todo, va por etapas, pero creo que en lo que más me clavo es en las estructuras narrativas.

14. ¿Qué tan importante ha sido Guadalajara?

Voy a responder que “meh” y que “no tanto”, pero miento.

15. ¿Cómo te preparaste para Restauración?

No me preparé, me agarró desprevenida, me puso la revolcada de mi vida y todavía no me explico cómo le hice para salir entera de ahí.

16. ¿Tomas nota de tus sueños?

No, pero me encanta buscar su significado en internet cuando se trata de algo loco. Sé que mucho de eso son patrañas, pero me divierte.

17. ¿Te gusta el ajo?

Horneado sí, en la sopa y en los guisados también, crudo no tanto, en el remedio para la gripa salgo corriendo.

18. ¿La escritura fue una elección o un azar?

Creo que siempre es una elección. Cuesta demasiado para que fuera algo azaroso, uno tiene que necear muchísimo.

19. ¿Tienes buen oído?

No sé si tengo “buen oído” pero sí le doy muchísima importancia a lo que escucho: música, oralidad, sonidos, atmósfera, voces… Mi sueño inalcanzable del momento son unos nura phones. Por cierto, la canción del título de esta entrevista es absolutamente hermosa.

20. ¿Participas en las acciones feministas?

Gritar consignas rodeada de morras valientes es mi terapia.

21. ¿Cómo te cayó el encierro?

Al principio mal, me sentía muy dispersa, pero puedo llegar a ser disciplinada como burrito, así que ahora trato de no ver más allá de lo inmediato y he podido avanzar en varios proyectos.

22. ¿Te llevas bien con los editores?

No con todos, pero por suerte con los míos sí.

23. ¿Ha habido otr@s escritor@s en tu familia?

No, aunque mi abuelita sabía recitar buenos versos.

24. ¿Aguantas las críticas?

Digo que sí, pero luego, cuando nadie me ve, me pongo a llorar amargamente porque tengo corazón de pollo. Ya en serio, aunque me cueste, considero que la crítica es una herramienta indispensable para avanzar y tomar perspectiva de lo que uno intenta.

25. ¿Has pasado por algún ritual de iniciación?

Creo que por varios. Formales e incidentales. Me gusta involucrarme de lleno con aquello que me llama, y eso implica iniciarse, descubrirse y vivir el proceso de crecimiento y aprendizaje cada vez.


Ave Barrera (Guadalajara, 1980).

Estudió la Licenciatura en Letras Hispánicas en la UdeG, y la Maestría en Letras Modernas Portuguesas en la UNAM. Es autora de novelas, cuentos, libros infantiles y libros de artista. Ha trabajado como editora, traductora, storyteller, publicista y profesora de la asignatura Taller de Narración en la Universidad Iberoamericana.

Su primera novela Puertas demasiado pequeñas obtuvo el premio Sergio Galindo, de la Universidad Veracruzana, y el proyecto 21,000 Princesas, realizado en coautoría con Lola Hörner obtuvo el 1er Lugar en el Concurso Internacional de Libro de Artista Lía 2015. Su novela Restauración obtuvo el premio Lipp en 2019. Actualmente coordina la colección Vindictas, de la Dirección General de Publicaciones de la UNAM. 

Notas relacionadas

Danos tu opinión: