25 Instantáneas de Edgar Omar Avilés o No condenemos al naufragio lo vivido4 min de lectura

Héctor Alvarado Díaz

1. ¿Jugarías a los dados con la locura?

No. La locura es un demonio mayor. Siempre perdería.

2. ¿Lo que estudiaste te ha servido?

Sí, tanto como si hubiera estudiado cualquier otra cosa.

3. ¿Tus personajes siguen vivos después de que apagas la luz?

Para bien y para mal, son lo que soy. Me moriré con ellos.

4. ¿Qué te dio por ser escritor?

Quería provocar en otros lo que me provocaba leer mundos alternos, extraños. Ahora ya es algo relacionado a responderme preguntas con personajes y mundos que me interesen, con la imaginación como protagonista.

5. ¿Recuerdas tu primer texto?

En la primaria, una cosa de unos renacuajos galácticos. El primero más trabajado se llamó “Tuaniki”. Sobre un diablillo que seduce a un niño para que mate a su familia. Estudiaba la secundaria.

6. Músicos preferidos:

La Barranca, Nick Drake, Love of Lesbian, Leonard Cohen, Vetusta Morla, Secos y Molhados, David Bowie…Hay más.

7. ¿Eres vanidoso?

Me gusta verme lo menos amolado posible.

8. ¿Por qué la narrativa?

Me gusta imaginar y contar historias. Aun los intentos de poemas que he hecho, terminan contando una historia y teniendo por protagonista otras formas de ver el mundo.

9. ¿Los premios cambian algo?

La forma en que algunos otros te perciben; abren puertas, dan un dinero… En sí: no hacen mejor la obra. Pero hay premios, revistas, personalidades que crean percepción positiva que hace que hasta errores y torpezas sean reformulados como cualidades. Muy jodido, ¿no?

10. ¿Corriges hasta que te cansas?

Hasta que el texto me humilla… Sigo corrigiendo cuentos ya publicados hace 10 años, por si se llegan a reimprimir o si muero antes.

11. ¿Cuándo echas raíces?

Cuando algo o alguien me hace sentir que la vida vale la pena.

12. ¿Tienes buena letra?

No. De niño de 6 años con problemas motores.

13. ¿Conviertes en textos tus pesadillas?

Pesadillas estando despierto: sí. Pocas veces he tenido la fortuna de soñar algo que valga la pena ser escrito. Pero ha pasado un par de veces.

14. ¿Tienes temas recurrentes?

Sobre todo son preguntas. ¿Qué podría ser Dios?, ¿Qué es la Realidad?, ¿Vale la pena vivir una mentira agradable? La imaginación como protagonista creadora de una historia.

15. ¿Te inclinas hacia la ciencia ficción o hacia la fantasía?

A la fantasía. La Fantasía es la creatividad en estado completo. Ciencia Ficción, Realismo y demás subgéneros creativos son formas de ceñir el acto creativo (de pronto, este ceñir es útil, en ciertas historias o premisas).

16. ¿Cuando comienzas sabes dónde vas a terminar?

Tengo un final tentativo, pero no es raro que éste cambie sobre el trabajo.

17. ¿Eres alérgico algo?

Creo que a la Tetraciclina.

18. ¿Qué te perturba y qué te tranquiliza?

Perturbarme: el asombro, algo que me muestre que el mundo es un lugar que aún guarda sorpresas. Si por perturbación te refieres a molestarme, la respuesta es lo contrario: me molesta la obviedad, la falta de pasión. Me tranquiliza la música, el mar, los perros.

19. ¿Has platicado con fantasmas?

No. Pero sería maravilloso: la constatación de que hay vida/conciencia luego de esta vida

20. ¿Lees más de lo que escribes o viceversa?

Leo más de lo que escribo, claro.

21. ¿Logras lo que te propones?

Pocas veces. Pero soy necio.

22. ¿Volverás a Morelia?

Sí. Ahí quiero vivir el grueso de mi vida y morir.

23. ¿Políticamente incorrecto?

Ya no tanto. Es muy cansado. Procuro en lo posible atesorar más mi tiempo. Sólo lo soy si es necesario o si se está ante una infamia

24. ¿Cómo ves la educación en México?

La educación debería formular seres autodidactas, curiosos, que busquen aprender y explicarse el universo. Estamos muy lejos de eso en México y en todo el mundo.

25. ¿Tiene futuro la literatura?

Sí: es un sentido de vida, un lugar donde existir.


Édgar Omar Avilés (Morelia, México, 1980).

Autor de la novela Efecto Vudú y de cinco libros de cuentos: No Respiramos: inflamos fantasmas; Cabalgata en Duermevela (Premio Nacional de Cuento Joven “Comala” 2011); Luna Cinema (Premio Nacional de Cuento de Bellas Artes San Luis Potosí 2008); Embrujadero (Premio Michoacán «Xavier Vargas Pardo» 2010); y La Noche es Luz de un Sol Negro, y del libro de ensayo La VALÍStica de la realidad: abordaje de lo real en la novela VALIS, de Philip K. Dick (Premio Michoacán «María Zambrano» 2012). Obtuvo el Premio Nacional de Cuento de Fantasía y Ciencia Ficción 2014.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: