25 Instantáneas de Héctor Carreto o Perdona a mi zampoña licenciosa5 min de lectura

Héctor Alvarado Díaz

  1. ¿Qué pero le pones a la vida?

Que muchas veces es injusta.

  1. ¿Cómo comenzó todo?

¿En mi escritura? Cuando leí las letras de las canciones de los Beatles y de Bob Dylan.

  1. ¿Qué detona el poema?

Un buen poema es un Big Bang que da como resultado un átomo nuevo.

  1. ¿Tu generación dejará huella en la poesía mexicana?

Es muy pronto para decirlo. Habrá que esperar unos cincuenta años para saberlo.

  1. ¿Eres disciplinado o de ganas?

Para escribir poesía no es necesaria una disciplina diaria, con horarios, como la tienen los novelistas. La disciplina en la labor poética debe aparecer cuando hay que corregir hasta que nos dé el resultado deseado.

  1. ¿Hay un trabajo ideal para el escritor?

No, pero lo mejor es tener un trabajo que no quite el tiempo mental; tampoco uno estresante. Eso es mortal. Einstein, ya famoso, pedía una chamba que no le quitara tiempo mental para pensar en lo suyo. Es decir, prefería un trabajo mecánico.

  1. ¿El poema en prosa es un poema?

Sí, claro. Tiene un ritmo diferente, pero eso no le quita su esencia poética. Por otra parte, no por estar un escrito en verso un texto tiene que ser, necesariamente, un poema.

  1. ¿Has dejado de escribir?

Sí, he pasado algunos momentos de sequía. Pero, cuando la pluma está seca, tenemos la oportunidad de leer, releer, revisar lo que hemos escrito y buscar nuevas puertas.

  1. ¿Existe una poesía pura?

Sí, la que no busca contaminarse con la experiencia, con la vida cotidiana; la que piensa que la palabra debe estar separada de la realidad sensible.

  1. ¿Tiene remedio el ecocidio?

Parece que no, por desgracia.

  1. ¿Eres bueno para hablar en público?

No frente a un público desconocido; sí frente a mis alumnos.

  1. ¿Cumples lo que prometes?

Me esfuerzo en hacerlo.

  1. ¿Se puede disculpar el plagio?

De ninguna manera.

  1. ¿Eres un estudioso de la versificación?

Tengo que enseñar las reglas a mis alumnos, pero, en lo personal, no me interesa ser un erudito en eso.

  1. ¿Tuviste buenos maestros?

¿De creación literaria? Magníficos: Juan José Arreola, Ramón Xirau, Salvador Elizondo, Hernán Lavín Cerda, Carlos Illescas me orientaron en el camino de la escritura. Mi gratitud para ellos.

  1. Y tú, ¿fuiste buen alumno?

Sólo de las materias que me gustaban.

  1. Cuando traduces ¿eres otro?

Cuando traduzco soy dos.

  1. Músicos/grupos favoritos.

Brevemente. En música clásica antigua, Haendel; en clásica contemporánea, Arvo Pärt; en tango, Piazzola; en jazz, Coleman Hawkins y Miles Davis; un grupo, Velvet Underground; un solista, Bob Dylan; Voz masculina, Leonard Cohen; voz femenina, Chavela Vargas.

  1. ¿Te absorbe el trabajo?

Sí, pero necesito alternar la chamba con el trabajo creativo. Tengo la ventaja de impartir clases sobre poesía y creación literaria en general, lo que me obliga a leer y releer, poesía, teatro, narrativa y ensayo, y todo eso me ayuda, tanto en mis cursos como en mi trabajo creativo.

  1. ¿Buscas un lector cómplice?

Cuando escribo sólo pienso en el texto, pero, finalmente, uno escribe para los demás, y claro que me gusta encontrar uno que otro lector cómplice. Cuando me entero de alguno, sé que escribo para él.

  1. ¿Eres un buen ciudadano?

Trato de serlo.

  1. ¿Padeces de insomnio?

Con mucha frecuencia.

  1. ¿Cómo te ha tratado la crítica?

En general ha sido muy generosa.

  1. ¿Conoces a muchos políticos?

No, no conozco políticos.

  1. ¿Todo tiempo pasado fue mejor?

En algunas cosas, sí; en otras no. Me gusta abrirme a lo nuevo: a la ciencia, la tecnología, en todas las expresiones artísticas, en las posibilidades del urbanismo del futuro.

Héctor Carreto (CDMX, 1953).

Licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas (UNAM).  También realizó estudios de cine en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC).

Ha publicado los siguientes títulos de poesía: ¿Volver a Ítaca? (1979), Naturaleza muerta (1980), La espada de san Jorge (1982), Habitante de los parques públicos (1992), Incubus (1993), Antología desordenada (1996), Coliseo (2002), El poeta regañado por la musa, antología personal (2006), Poesía portátil 1979-2006 (2009), Clase turista (2012), Testamento de Clark Kent (2015), Picnic (2017) y Todo tiempo pasado fue mejor (2019).

Ha obtenido los premios nacionales Efraín Huerta (1979), Raúl Garduño (1981), Carlos Pellicer para obra publicada (1983) y el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 2002. También mereció el X Premio de Poesía Luis Cernuda 1990, en Sevilla, España.

Sus poemas se han traducido al inglés, francés, italiano, portugués y húngaro. Además, ha traducido y divulgado la obra de autores de lengua portuguesa, así como autores de diversas antologías temáticas de escritores mexicanos y extranjeros.

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte (periodos 2001-2003, 2004-2007, 2012-2014, 2016-2019), es profesor-investigador de la Academia de Creación Literaria de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) y de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. También escribe microrrelato.

Héctor Carreto (Ciudad de México, 1953). Ha publicado doce libros de poesía y ha ganado cuatro premios nacionales y uno internacional: el “X premio Luis Cernuda” en Sevilla, España.  Con su libro Coliseo obtuvo el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 2002.  Sus poemas se han traducido al inglés, francés, italiano, portugués y húngaro. Actualmente es profesor-investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y de la UNAM. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: