25 Instantáneas de Luis Panini o Si tú me dices ven, lo dejo todo6 min de lectura

Héctor Alvarado Díaz

1. ¿Tienes alguna obsesión?

Demasiadas. Más de una vez he mencionado que los escritores y escritoras que merecen ser leídos y leídas son aquellos y aquellas que tienen obsesiones. Considero las obsesiones como un barómetro vinculado con la calidad de lo que un artista es capaz de crear.

2. ¿Racional o intuitivo?

90% racional y 10% intuitivo.

3. ¿Eres inclemente al corregir?

Muy. Hace poco terminé de corregir una novela. Era de 365 cuartillas y terminó de 210.

4. ¿Dejas de escribir por temporadas?

No, nunca. Quizá un día no escribo debido a otras ocupaciones o compromisos, pero cada noche me siento a escribir. En ese sentido soy muy disciplinado.

5. ¿Has tenido problemas con tus editores?

Ninguno.

6. ¿Cómo comenzó tu aventura?

A los 11 años comencé a leer literatura. Es decir, no la que aparecía en los libros de texto de primaria, sino la que yo buscaba en librerías. Un par de años después comencé a escribir mis propias historias.

7. ¿Qué película te hubiera gustado dirigir?

El séptimo continente, de Michael Haneke. Es una obra cinematográfica perfecta.

8. ¿Has sentido envidia de la obra ajena?

No precisamente envidia, porque lo más sano que uno puede hacer es reconocer sus limitaciones intelectuales. Existen muchos escritores y muchas escritoras que admiro sobremanera y sé que, probablemente, nunca podré escribir como ellos o ellas, pero esta noción no me impide disfrutarlos.

9. ¿Qué regla sigues siempre?

Escribir lo que deseo escribir, nunca padecer de autocensura.

10. ¿Tienes debilidad por la literatura de algún país?

Más bien tengo debilidad por la literatura de un idioma: el alemán (aunque sólo la leo en traducción porque no hablo el idioma). Pero también estoy obsesionado con la literatura de Mitteleuropa en general. Y digo Mitteleuropa y no Europa Central por la connotación cultural del término. Me refiero a: Alemania, la República Checa, Suiza, Austria, Polonia, Hungría, Rumania, Eslovenia, Croacia, etc.

11. ¿Te han salido bien las cosas?

Esa es una pregunta que sólo podré responder en mi lecho de muerte.

12. ¿Te consideras un regio típico?

No me importan los apellidos de la gente, qué autos conducen (si acaso conducen uno), la marca de ropa que visten, en qué parte de la ciudad viven o a qué se dedican para ganarse la vida. Supongo que eso me hace un regio atípico.

13. ¿La literatura mexicana goza de cabal salud?

Es un poco difícil para mí elaborar sobre el estado de salud de la literatura mexicana. Llevo más de 20 años fuera del país, entonces no me entero o leo gran parte de lo que se publica. A veces las mesas de novedades en las librerías me espantan, pero siempre recuerdo que en México existen voces arriesgadas y comprometidas con la creación literaria.

14. ¿Coleccionas historias o surgen de repente?

Las ideas casi siempre surgen de manera imprevista y arbitraria, así que tomo nota de ellas y las colecciono. Tengo una docena de libretas llenas de ideas para futuros cuentos, poemas, novelas, etc.

15. ¿Alguno de tus libros te obligó a investigar sobre el tema?

Casi todos los libros en los que he trabajado han requerido de investigación. A veces es poca, a veces se prolonga durante más de una década. Todo depende del tema.

16. ¿Cómo vives la pandemia?

No me ha afectado mucho porque desde hace algunos años trabajo desde casa. Presto servicios para una compañía especializada en diseño de iluminación y también comencé mi propio estudio de diseño hace más de una década, así que poco o nada ha cambiado laboralmente. Pero extraño ir a los museos y galerías. Extraño las pantallas grandes de los cines. Aunque debo admitir que uno de los grandes beneficios de la pandemia es que uno cuenta con la excusa perfecta para no ver gente y eso nos hace muy felices a los misántropos.

17. ¿Se te ha perdido algún archivo importante?

Afortunadamente no. Soy muy disciplinado cuando se trata de respaldar información digital. Además de tenerlos disponibles en mi computadora, guardo todos mis archivos en un disco duro externo, la nube, un correo electrónico que sólo utilizo para tales fines y un dispositivo USB. Así que si alguna vez pierdo algo serán unas cuántas páginas y no un archivo completo.

18. ¿Aprovechas tus sueños?

En los últimos meses he estado escribiendo un diario de sueños, aunque de forma muy esporádica. Sólo registro los que me parecen más extraños y destacables, los que podrían tener cierto potencial literario o interesarles a los demás. El problema con los sueños, generalmente, es que sólo resultan interesantes para quien los sueña y para nadie más. No recuerdo cuántas veces alguien me ha narrado lo que soñó y yo he estado a punto del bostezo.

19. Cinco autor@s para llevar a un retiro.

Me llevaría 8: Gertrude Stein, Franz Kafka, David Foster Wallace, James Joyce, Virginia Woolf, Alexander Theroux, Friederike Mayröcker y László Krasznahorkai

20. ¿Te sobrepones a los contratiempos?

Siempre.

21. ¿A veces escribes bajo presión?

Lo he hecho, pero sólo para terminar un texto en determinada fecha límite. Siempre dejo descansar lo que escribo y comienzo a corregirlo un año después de haberlo escrito. Nunca publicaría algo que acabo de terminar de escribir.

22. ¿Perdonas con facilidad?

Sí, pero eso no quiere decir que no tenga escrita una lista negra de personas con las que no deseo tener el menor trato.

23. ¿Aspiras a crear una mitología propia?

Por supuesto. Muchos de los personajes que aparecen en mis textos tienen ese propósito. Uno de los últimos es La Pareja Homosexual Que Sostiene Relaciones En La Cama Mientras La Madre De Uno De Ellos Los Acompaña.

24. ¿Puedes trabajar varios proyectos a la vez?

Siempre trabajo en varios proyectos al mismo tiempo, pero tienen que ser de género distinto. Actualmente escribo una novela, un libro de relatos y uno de poemas.

25. ¿Sabes andar en moto?

No.


Luis Panini (Monterrey, 1978.)

Escritor y arquitecto. Su primer libro obtuvo el Premio Nuevo León de Literatura 2008. En 2014 fue elegido por la revista La Tempestad como el escritor emergente del año. Es egresado de la licenciatura en Arquitectura de la Universidad Autónoma de Nuevo León y realizó estudios de posgrado en la Universidad de Kentucky y la Herbstakademie en Estados Unidos y Alemania, respectivamente.

Ha publicado cuatro colecciones de ficción breve: Terrible anatómica (Conarte, 2009); Mala fe sensacional (Fondo Editorial Tierra Adentro, 2010); Función de repulsa (Libros Malaletra, 2015), y Retrovisor (Atrasalante, 2019).

También es autor de seis novelas: Esquirlas (27 editores/UANL, 2014); El uranista (Tusquets, 2014); La hora mala (Tusquets, 2016); Los Cronopolios I. Las Espirales del Tiempo (Destino, 2016), Los Cronopolios II. La oscuridad paralela (Destino, 2017), y Los Cronopolios III. La noche infinita (Destino, 2018). Y de un libro de poesía: Destrucción del amante (UANL, 2016), primer autorretrato del tríptico Un cuerpo sin órganos.

Publicó Una cabeza distinta (Petra Ediciones, 2018), su primer libro infantil que en 2019 fue distinguido con el White Raven que otorga la Internationale Jugendbibliothek en Alemania, y en 2020 fue distinguido como Mejor Libro Infantil por el Banco del Libro en Venezuela.

Su trabajo ha sido incluido en numerosas antologías de circulación nacional e internacional. Ha sido miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte y actualmente radica en la ciudad de Los Ángeles.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: