25 Instantáneas de Roberto Maldonado Espejo o Vendo mi amor a los hombres que vienen del mar3 min de lectura

Héctor Alvarado Díaz

1. ¿Quién te puso en el camino?

Seguido platico con el gato de Cheshire. Él me dice por dónde andan las maravillas y nunca las encuentro. Quien haya sido me dejó para siempre en la encrucijada

2. ¿Es más compleja la literatura, la fotografía o la gastronomía?

Las tres son para huevudos huevones con muchos güevos o severos ovarios, por eso yo nomás las disfruto.

3. ¿Tiene límites el lenguaje?

Acaso el teorema más difícil y contemporáneo –el de Gödel- lo demuestra. Una de sus implicaciones es que todo lenguaje llega a su propia contradicción. Somos muchos los que encarnamos y vivimos en ese límite…

4. ¿Alguna vez ha sido simple?

Jamás, pero sencillo siempre.

5. ¿Te quemas una mano por tus amigos?

Son tan pocos… Pero mi alma siempre ha estado en la sartén y a veces en la flama…

6. ¿Si fueras mujer qué cambiarías?

Los dos ejes: la abnegación y el revanchismo.

7. ¿Qué te ha dado la filosofía?

Preguntas. Un método de duda constante y la conciencia de mi ignorancia.

8. ¿Te has/n psicoanalizado?

Sí.

9. La mejor música latinoamericana está en…

En todas partes, basta con espulgar, comprimir y purgar

10. ¿Llevas un diario?

No, soy incapaz, es el día el que me hace a mí.

11. ¿Qué guion te hubiera gustado escribir?

Blue Velvet.

12. ¿Desde dónde lees?

Desde una infancia que se niega a crecer.

13. ¿Desde dónde escribes?

Desde Café du Calcetín en La Manzanilla del Mar.

14. Indiscreta: Para preparar el mejor café se requiere…

Exprimir un buen grano con mucho amor.

15. ¿Falta poesía?

Nunca, pero no la vemos por ignorancia y pedantería.

16. ¿Sabes andar en bicicleta?

Siempre y que no tenga manubrios y me pare de manos…

17. Capciosa: ¿Tienes influencias?

Soy muchedumbre. De los merolicos, cirqueros, vagos, malandros y algunos artistas… Eso creo.

18. ¿Ejerces el arte de la conversación?

Siempre habrá incautos e inocentes…

19. ¿Sacabas buenas calificaciones?

Antes de ser un viejo maravilloso siempre fui feo, desaliñado y medio inútil… No había de otra.

20. ¿Eres mañoso?

Así me dice mi vieja: Viejo Mañoso.

21. ¿Tu lengua es tu destino?

Verbal y anatómicamente hablando, sobre todo por la edad…

22. ¿Desenmascaras a los simuladores?

Me hubiera encantado vivir en el siglo XIX, las máscaras de ahora se caen a pedazos por sí solas…  

23. Mejor época de tu vida.

Siempre ha sido hoy, arrastro el tiempo en lo que creo que ha sido.

24. ¿Vas a publicar pronto?

No que yo sepa, nunca me lo he propuesto.

25. Un instante feliz…

A diario, cuando veo a mi mujer o a La Mar.


Roberto Maldonado Espejo (Santa Bárbara, Chihuahua, 1952).

Vive, al fin, al filo del agua: en La Manzanilla del Mar. Sólo Dios sabe cómo pasó por algunas universidades. Para no convertirse en fósil y para matar el aburrimiento acude a cursos de fotografía quién sabe dónde y se vuelve fotógrafo de AP y FP. Ha estado en múltiples conflictos que no ha retratado y ha fotografiado más guerras domésticas y de cama que de balazos. En sus ratos de ocio -casi toda su vida- escribe y hasta se atrevió a tener una beca del Centro de Escritores de Nuevo León, y diez años después publicó un texto Martes de carne, digno de cualquier psicoanalista principiante o de alguna mente morbosa que quisiera ratificar las peores groserías. Es posible que ande por ahí un viejo librito con versos de juventud y pecados de escritura…

Notas relacionadas

Danos tu opinión: