25 Instantáneas de Socorro Venegas o No volverán tus ojos a mirarme4 min de lectura

Héctor Alvarado Díaz

1.¿Crees en la fama?

Existe. No es algo que me interese ni me motive

2.¿Has escrito como si alguien te dictara?

Algunas veces, en episodios muy intensos. La sensación posterior es la de no saber muy bien de dónde vino el torrente.

3.¿Cuál fue tu primer trabajo?

Mientras estudiaba en la universidad fui corresponsal de la sección de cultura de El Universal en Morelos.

4.¿Te ayuda tu parte infantil?

No sé si es de ayuda, pero mi infancia y otras que he heredado están muy vivas en lo que escribo. En ese mundo que no he querido dejar atrás hay un reservorio infinito de historias.

5. ¿Tienes sueños recurrentes?

Sí, son tristes. Casi siempre se acaba el mundo o pierdo a gente querida: es lo mismo.

6.¿Qué te hace seguir?

Tengo un hijo: eso significa que amo, eso significa que estoy obligada a sentir esperanza y a trabajar por ella. Soy una creadora sin horarios, tengo proyectos personales y profesionales, un sentido de la responsabilidad un poco exagerado, trabajo mucho, todo eso alimenta un motor que a veces no sé cómo moderar.

7. ¿Qué obra te hubiera gustado escribir?

Varias, más recientemente El nadador en el mar secreto, de William Kotzwinkle. O cualquier poemario de Szymborska.

8. ¿Participas en el movimiento feminista?

Entendamos que hay varios feminismos. Desde esa perspectiva, sí. Sobre todo, trabajo en proyectos para visibilizar a mujeres creadoras.

9. ¿Haces buen café?

Es una pregunta para alguien más. En mi casa solo yo bebo café y no me quejo de lo que resulta.

10.¿Viajas más o menos de lo que quisieras?

He viajado bastante. Pero sigo queriendo moverme.

11.¿Tienes un lugar favorito o escribes donde caiga?

Puedo escribir casi en cualquier lugar mientras haya tranquilidad.

12.Cinco escritoras de tus fervores.

¿Nomás cinco?

Esta vez no voy a mencionar a Carson McCullers, Alejandra Pizarnik, Inés Arredondo, Sharon Olds o Marguerite Duras. Déjame decirte los nombres de unas cuentistas latinoamericanas del siglo XX que merecen ser mejor leídas: Armonía Somers, Mirta Yáñez, Pilar Dughi, María Luisa Puga, Rosario Ferré, Gilda Holst…

13.¿Habrá una forma eficiente para incentivar la lectura?

Claro que sí. Necesitamos un plan nacional de lectura serio, articulado, donde los sectores cultural y educativo vayan de la mano, donde el acceso al libro no pase solo por la compra, hay que garantizar el uso social del libro (en espacios formales como las bibliotecas y en lugares propuestos por la sociedad civil organizada), la formación de mediadores de lectura y la creación de comunidades lectoras.

14.¿Existen malas palabras?

No conozco ninguna.

15.¿Qué te desalienta?

La mediocridad.

16. ¿Se nace editor/a?

Tal vez sí. Pero también es una pasión que se alimenta, una mirada que se educa, una serie de decisiones y riesgos que se asumen, parece que no, pero es un trabajo muy emocionante.

17. ¿Qué tal tu relación con el gremio?

Es una relación interesante porque algunos me ven como autora y otros como editora, a veces parece imposible que se pueda tener una identidad múltiple. Además, me considero promotora de lectura.

18. ¿Lees de todo?

No, la mayor parte de lo que leo es literatura. Y creo que ahora todos leemos mucho sobre la pandemia, así que es una desviación natural.

19. ¿Te ha tentado la política?

No.

20. ¿Lo tuyo es el cuento o la novela?

Ambos géneros, todo depende de lo que necesite contar.

21.¿Los chicos son más inteligentes que los grandes?

Hay una inteligencia, una sabiduría y una sensibilidad en los niños que el mundo adulto busca domesticar sin comprender. Yo creo que si miramos hacia allá, hacia nuestras propias infancias o las de los niños que nos rodean podemos recordar y aprender mucho de ese lenguage genuino con que nos enfrentábamos al mundo.

22. ¿El libro impreso o el digital?

Ambos. Se trata de experiencias de lectura igualmente válidas. 

23. ¿Entras en debate con los autores?

Como editora casi nunca. Me encanta la idea de Virginia Woolf acerca del lugar del editor: al lado del autor. Tenemos el mismo objetivo, trabajamos a favor del libro.  Así cualquier diferencia se resolverá porque habrá un entendimiento natural

24. ¿Venderías el alma por una obra perfecta?

Ya no.

25. ¿Cuánto dejas descansar tus libros antes de publicarlos?  

A veces años. Soy muy obsesiva. 


Socorro Venegas (San Luis Potosí, 1972)

Es escritora y editora. Ha publicado el libro de cuentos La memoria donde ardía (Páginas de Espuma, 2019), las novelas Vestido de novia (Tusquets, 2014) y La noche será negra y blanca (Era, 2009); los libros de cuentos Todas las islas (UABJO, 2003), La muerte más blanca (ICM, 2000) y La risa de las azucenas (Fondo Editorial Tierra Adentro, 1997 y 2002).  Ha recibido el Premio Nacional de Cuento “Benemérito de América”, Premio Nacional de Novela Ópera Prima “Carlos Fuentes”, Premio al Fomento de la Lectura de la Feria del Libro de León.  Escribe la columna Modo Avión en la revista electrónica de literatura Literal. Es directora general de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM.

Su Twitter es @SocorroVenegas

Imagen de portada: Víctor Benítez

Notas relacionadas

Danos tu opinión: