34 años entre códigos postales: Agustín Fuerte7 min de lectura

Caliche Caroma

En la parte superior, del lado izquierdo, los datos del remitente: Nombre completo, dirección, código postal, ciudad y estado. Abajo, del lado derecho, la misma información, pero ahora del destinatario. Agustín Fuerte Valencia es el administrador de la sucursal de Correos de México que se ubica en la calle Pico de Tancítaro #254, colonia Santiaguito de Morelia, Michoacán. Agustín cumple hoy, 16 de julio de 2020, 34 años de recibir y enviar cartas y paquetes a toda la república mexicana y a otros países que se encuentran dentro del paquete llamado mundo.

C. P. 58110 Este oficio me viene de familia, tíos y otros parientes trabajaron aquí. Se me dio la oportunidad, después de la preparatoria, cuando mi cuñado me dijo que había una plaza, decidí agarrarla y desde entonces me ha ido bien, con tantos años y me siento a gusto, quiero mi chamba, es una labor noble, agradable, aprendes mucho. Entré como cartero y ahora soy administrador.

C. P. 58111 Sobre el proceso de envío,la normatividad indica lo siguiente. La persona que visita las oficinas de Correos de México ya trae su paquete, una caja (o sobre) abierta, dependiendo de la magnitud, el tamaño y el peso, es el costo. Tenemos un reglamento sobre qué cosas se pueden enviar y cuáles no. Lo que no se puede enviar: cristal, líquido, carburantes, alcohol, entre otras pocas restricciones. Revisamos el paquete, lo sellamos, se pesa y se da el trámite de salida, que es lo más importante. Manejamos hasta veintitantos kilos por caja. Dentro de la república mexicana son muy económicos los envíos, no te cuesta ni cien pesos mandar algo (hasta un kilogramo), ya sea aquí cerca, en el mismo estado, o Tijuana o Campeche, Yucatán, donde sea lo llevamos. En el mercado somos los más accesibles para el cliente, estoy seguro.

C. P. 22030 En este oficio te encuentras de todo. Desde que te enfrentas, como cartero, a las personas que son un poco rejegas, las que no se quieren identificar; o cuando llegas a una casa y te corretean los perros, o a lo mejor ni te puedes acercar porque no hay paso. También existe quien te aprecia y valora, aquellos que aplauden el trabajo que hacemos. La satisfacción más grande que tenemos es cuando la gente te agradece cuando le llevas las buenas noticias o las malas. Cumplir, entregar en las manos el paquete o carta, es el compromiso. Estuve como cartero entre cinco o seis años, después fui auxiliar, aprendí mucho. Conocí la ciudad, el estado y parte del mundo.  Te toca la chamba, distribuyes de todo, correspondencia nacional e internacional, de aquí para allá. Luego subí a administrador, actualmente van trece años en este último puesto. Aquí controlo al personal, atiendo las peticiones que mandan los coordinadores de parte de la gerencia estatal, llevo la contabilidad y el manejo general de la oficina.

C. P. 77523 Es cierto que la tecnología ha superado al correo escrito, pero, gracias a dios, nos mantenemos a flote por los convenios con las empresas, nosotros les llamamos clientes corporativos, grandes usuarios (Banamex, Telmex, etcétera), a quienes les manejamos cantidades bastante grandes de envíos. En lo que se refiere a cartas ha disminuido, cualquiera trae un teléfono y puede comunicarse de manera clara con sus familiares o amigos en donde sea. Pero hablando de paquetería, a veces sobrepasa las cantidades que podemos abarcar, nos supera, porque en lo personal sí estamos un poquito restringidos. En general vamos bien, fluimos con el trabajo, echándole ganas.     

C. P. 06000 Como todo, no somos la excelencia a nivel mundial, en cualquier empresa siempre hay algún tipo de detalle. Sin embargo, son más las cosas buenas que las malas. Manejamos el mejor precio y cobertura, llegamos a donde nadie más llega. A lo mejor se maltrató un paquete, no le llegó como correspondía, si venía mal documentado no se le entregó al destinatario, nos reclaman, cierto, pero así seguimos. A pesar de esto, nosotros le damos salida a los paquetes con responsabilidad, lo más profesional que se puede. Son pocas las fallas.

C. P. 41310 Un sinfín de productos que podemos enviar por aquí. 5 y 6 kilos cuestan $60 pesos, depende de las distancias. Mole, carne seca, dulces, churros, frituras, guitarras (bien protegidas), esto es lo que mandan seguido a los Estados Unidos. Ya dije que tenemos la mejor cobertura. Vamos a los ranchitos más escondidos, nadie como Correos de México, nunca he visto un DHL que vaya a San Agustín del Maíz, al Salto, Copándaro, Tanindireche (sic); ellos (otras empresas) van a las grandes ciudades y cobran bastante. En un mes, normalmente enviamos como 800 paquetes, en esta sola administración. Hay personas que, ellas solas, hacen entre 50 y 60 envíos. Imagínense eso.

C. P. 28450 Servicios son varios, tenemos el ordinario, que es el más económico, ya casi nadie lo utiliza (es el de las cartas); el que más tiene movimiento es el registrado, también muy barato. Está otro, el Mexpost, cuesta un poquito más, pero tiene prioridad sobre los otros y llega antes. En ambos servicios se da un número de registro con el que se rastrea el paquete hasta que llega a su destino. Aquí en el estado, los paquetes se entregan rápido, a veces en un día, porque tenemos nuestras propias rutas. En otros estados es más tardado porque dependemos de sus rutas. Aun así, le funciona a la gente.

C. P. 50921 Termino con una anécdota. Somos el filtro, y aunque estamos al pendiente pasan cosas. Resulta que hace como nueve años llegó una persona que trajo un cuadro de madera, tallado y detallado, bien hecho, casi perfecto, no se le notaba ninguna ranura o ensamblado. Se lo recibí, lo embalamos, se envió. Me quedé con la duda, desconfié. Al pasar los días llegó una notificación de la aduana donde se informaba que el paquete que salió de aquí llevaba medio kilo de marihuana. Están los que buscan meternos gol por ese lado, ni modo. A mí no me pasó nada, sin represalias, sólo levantamos un acta, y así queda. Yo no tengo rayos equis, ni tampoco se me permite abrirles el paquete con un taladro. Allá, en la aduana, sí tienen la infraestructura para revisarlos como se debe. Si no veo ningún error, no puedo negar el servicio. Así resultó este detalle.

Direcciones de las administraciones postales (A. P.) en Morelia, Michoacán: A. P. Oriente, calle Diego Hernández Topete #47, dentro del Mercado de Abastos. A. P. Chapultepec, calle Caballero Alto #26. A. P. Molino de Parras, calle Yucatán #67. A. P. Centro, avenida Madero #369. A. P. Santiaguito, calle Pico de Tancítaro #254. Todas las administraciones abren a las 7:30 de la mañana y cierran a las 3 de la tarde, menos la del centro, que cierra a las cinco.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: