A propósito del documental5 min de lectura

Caliche Caroma

Alberto Zúñiga, Cupatitzio Piña, Eva Villaseñor y Everardo González fueron los realizadores cinematográficos que se reunieron el viernes 15 de noviembre, 18:00 horas, para hablar del trabajo documental, suyo y en general; esta reunión aconteció en la segunda planta del Centro Cultural Universitario de la UMNSH. Andar en tierras (des)conocidas, nombre que Ojo Libre, colectivo organizador, le puso a esta conversación que duró poco más de dos horas.

Virginia Rico, fundadora de Ojo Libre, fungió como moderadora y entrevistadora. La primera cuestión versó sobre la objetividad/subjetividad en el documental. Los cuatro realizadores coincidieron en que subjetividad no quiere decir mentira y que la supuesta objetividad termina siendo parcial, ya que sólo es una parte de la realidad la que se retrata. “Lo más importante es la congruencia y el compromiso con el que asumes tu trabajo”, fue lo que expresó Everardo González y su dicho fue secundado por los otros tres directores/productores.

“El documental te lleva a lugares desconocidos, lo que tienes que hacer es seguir tu intuición”, enfatizó el director de La libertad del diablo. Alberto Zúñiga agregó a lo anterior que “el azar juega un papel decisivo en este género cinematográfico, una cosa lleva a otra”, en referencia a su propia experiencia, él hizo video reportajes en un inicio. Zúñiga dirigió Rupestre, el documental, famoso recuento de la generación de la que surgió Rockdrigo González.

Eva Villaseñor contó cómo dejó, a sugerencia de Everardo González, un proyecto inicial para trabajar en otra historia que apareció en el proceso; Eva grabó a su hermano Miguel (Tanke), un rapero que tiene una batalla contra sí mismo, el título es minimalista, M. Además, en otro documental, Villaseñor se arriesgó y se expuso, recopila testimonios sobre la pérdida de memoria que ella misma sufrió, ambos trabajos están en su canal de youtube.

Cupatitzio Piña compartió su experiencia en el cine documental, entre otras cosas, expuso que un familiar de sus entrevistados se molestó por algo, los amenazó a él y a su equipo, por lo que tuvo que parar el rodaje. Piña ha dirigido varios documentales, sobretodo relacionados con el ámbito de la investigación académica, entre ellos está Trans formaciones.

En general, hubo más acuerdos que desacuerdos. Los cuatro opinaron sobre el pago a los entrevistados, si es correcto o no hacerlo. La conclusión en este tema fue que cada situación tiene sus particularidades, es decir, a veces se requiere el pago, otras no, pero no hay que abusar ni dejarse estafar. “Si te cobran los derechos de autor por una canción que sonó cuando tú estabas grabando, un carro pasó con equis tema musical y ya no pudiste quitarlo en la edición, ¿por qué no pagar por una historia que será el centro de tu documental? Lo que no puede pasar es que por esta retribución se dé una relación de patrón y empleado, eso sí que no”, paráfrasis de las palabras de Everardo González.

Everardo González en algunas frases: “Si yo estoy aquí, es porque a estas personas les han pasado cosas. En el documental hay que ser respetuosos y empáticos, sin olvidarnos de que estamos haciendo arte. Cuando comienzas un proyecto debes hacerte a la idea de que ese entorno se volverá tu vida en los próximos cuatro o cinco años”. González advirtió desde el principio que estaba cansado, en la mañana tuvo un encuentro con los estudiantes de la ENES Morelia, sin embargo, el cansancio se le olvidó conforme la plática avanzaba.

Las participaciones de los asistentes tocaron puntos álgidos del quehacer documental, por ejemplo, el mensaje político de los documentales, la distribución en las salas de cine en México y el extranjero, el adoctrinamiento, la estética, el público, las dificultades que se presentan al momento de que el entrevistado se considere explotado o poco valorado, etcétera. Se quedaron todos con ganas de decir más, pero la moderadora pidió la comprensión del auditorio y prometió un próximo encuentro en donde continuará la discusión sobre uno de los géneros cinematográficos menos valorado, pero más interesantes, el documental.   

Notas relacionadas

Danos tu opinión: