Abril corriendo las horas2 min de lectura

Livier Fernández Topete

La vida no tiene sentido. El sentido es una construcción. Construir es cimentar la imaginación. Imaginar es erigir bloques de figuraciones. Figurar es dibujar líneas incompletas que los otros creen consumar. Consumar es ilusión. Ilusión es de lo que estamos hechos, el espejismo que todo constituye. Constituir es fundamental. Fundar es edificar con la materia del sueño. Soñar es representar nuestro inconsciente. Inconsciente es un universo desconocido. Desconocer es conocer de otro modo, evidenciar las fracturas, la oscura luz que sale a la luz con su rostro de sombra. Sombra es lo descartado, lo evadido, lo que rechazamos por su carga de dolor y de ruido. Ruido es el desconcierto, el tímpano roto, el sonido que corta, el vinagre en la herida. Herida es ser humano. Humano es el animal efímero que teje y desteje mientras le dura la vida. Vida es el perfume que se evapora, la flor que pierde frescura y se marchita, la brizna aromática que despliega la esencia. Esencia es naturaleza que no alcanzamos a discernir, sustancia roída por sus temores, ligereza que el aire levanta, fragilidad derribada por lo inevitable. Inevitable es la esperanza, el miedo, la enfermedad. Enfermedad es la canción que turba, la garantía de haber nacido. Nacer es levantar la mirada, recibir la luz del sol, la espera del ocaso, aflorar al caos, emerger al círculo cromático, germinar en un jardín y en un pantano. Pantano es el espacio en el que la voluntad se atasca. Atascarse es varar el deseo, torcer el camino, nublar el alma, nevar la primavera. Primavera es sacarle la vuelta a la muerte, levantar un muro de aspiraciones, derribar la angustia, echar semillas a la tierra, derrocar al desánimo, florecer la utopía. Utopía es ficcionar el sentido, a sabiendas de que la existencia no lo regala. Regalo es la asunción. Asunción es abril corriendo las horas, brotando con tintes de excepción, clavando en la memoria sus ángulos de prisión o de libertad.

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Imagen de portada: The strength of knowledge and creativity, Paulo Zerbato

Notas relacionadas

Danos tu opinión: