Buzones para libros, al encuentro de los lectores2 min de lectura

el-artefacto

Troncos de árboles que fueron monumentales y que cayeron por alguna disposición oficial, se han convertido en peculiares “buzones” para libros en el área del Centro de Convenciones y Exposiciones (CECONEXPO) de esta capital, lo que los ha convertido en puntos de encuentro –la mayoría anónimos- entre lectores que se llevan un ejemplar y dejan uno o varios a cambio por el simple gusto de compartir lecturas.

Esta iniciativa surgió en el marzo del 2017, con la mera intención de aprovechar los restos de dos de los árboles caídos y que por su diámetro, ofrecían mayores posibilidades de ser utilizados como un compartimento. Hasta la fecha, estos buzones movilizan alrededor de 80 a 100 libros por mes.

Los textos de literatura, de acuerdo al seguimiento que ha hecho el personal del CECONEXPO, son los que presentan un mayor intercambio y que en su mayoría son dejados en el buzón por iniciativa ciudadana, modalidad que incluye que alguno de estos textos ya no regresen o bien sean devueltos para que sigan en el intercambio de manos que dicta el azar, sin descartar que tanto publicidad oficial e incluso libros de texto gratuito aparezcan como “opciones” de lectura.

Uno de estos buzones se ubica en el acceso principal al CECONEXPO, cercano al Teatro José María Morelos y otro en las inmediaciones del Orquidario.

En el año anterior, de acuerdo con el titular del Centro, Oscar Celis Silva, se alcanzaron más de 600 donaciones entre libros y revistas por parte de diversas dependencias, además de aquellas iniciativas de lectores que depositan ejemplares en los buzones, y gracias a éstos se dispone de la mayoría de los ejemplares de intercambio, entre ellas publicaciones periódicas de divulgación científica o relativas al medio ambiente.

Estos buzones están accesibles al público en los mismos horarios de funcionamiento del CECONEXPO, además de que las bancas en la Calzada de los Poetas, ubicada en la misma zona, invitan a sentarse a leer un rato y meterse definitivamente en otros mundos.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: