Camille Verhoeven6 min de lectura

Horacio Cano Camacho

A mi me gusta el noir francés. Más allá de las modas o los buenos tiempos de otras tendencias negras, rivaliza con la ola nórdica y la misma novela anglosajona, y si bien me choca clasificar este género por nacionalidades, la francesa me parece una de las más solidas. La novela negra causa un verdadero furor en Francia y por fortuna se está extendiendo fuera de ella, tanto que por estos días se están “derramando” a nuestras tierras una gran cantidad de ediciones y autores antes inconseguibles.

El que hoy recomiendo fue toda una sorpresa desde su primer libro: Se trata de Pierre Lemaitre. Este autor (psicólogo y docente de profesión) comenzó a escribir “ya mayor” -56 años- y lo hizo con mucho éxito. Su novela Nos vemos allá arriba ganó el más prestigiado premio literario francés, el “Gouncourt” en 2014, esto lo catapultó y permitió que se publicara su obra policial, género que siempre lo había fascinado. El éxito en su país, rápido empujó a que comenzara a traducirse a otros idiomas, hasta ahora más de 20.

Lemaitre demostró que se puede ser un buen noir y ser un magnifico escritor y le ha plantado cara -de la mano de sus lectores- a muchos de sus críticos que vieron con desconfianza como este “novel”, pero premiado autor, se orientara preferentemente al noir. Lemaitre mismo dijo que estos críticos no quieren aceptar que vivimos en sociedades en las que la violencia inaudita es una marca de hierro contra todos y hay que desenmascararla y exorcizarla… Por supuesto, cabalgando en el éxito de la novela negra francesa, su obra llegó a Iberoamérica, por suerte para nosotros.

A Vestido de novia –su primera novela negra- le siguió la serie del Comisario Camille Verhoeven (todos publicados por Alfaguara), que con estos cuatro títulos llega a su fin. Es una de las mejores series y de los mejores personajes de novela negra que yo he leído. Un policía de gran prestigio, pero con un metro cuarenta y cinco centímetros de estatura (y esto lo remarco no por plantar la idea de sea este el hecho extraordinario, sino porque esta característica marcará cada paso de nuestro protagonista y definirá en gran medida, toda su vida literaria).

Camille Verhoeven es un hábil dibujante: heredero de una pintora famosa (Maude Verhoeven), nació pequeñito por los kilos de tabaco que su madre fumaba durante el embarazo. Es una bomba de rabia y rarezas, con una vida destrozada y un destino atroz, como buen personaje de novela negra. A decir del propio Lemaitre:

“Camille Verhoeven es un metro cuarenta y cinco de cólera. Un metro cuarenta y cinco es poco para un hombre, pero si hablamos de cólera concentrada, es mucho. Sin contar que, para un policía, la furia no es una virtud esencial. En el mejor de los casos, es una ventaja con los periodistas, pero sobre todo, es un dolor de cabeza para sus jefes, los testigos, los jueces, sus colegas y de alguna manera todo el mundo”.

La serie comienza con Irène, le sigue Alex, Rosy & John y termina con Camille. Cuatro libros que rompen con la tradición nórdica de hacer series de diez -y a me entristece que sea así…- Cada texto está disponible de manera independiente y me parece una gran idea que también encontremos ahora la tetralogía en un solo tomo con el titulo Verhoeven (Alfaguara, Colección Negra, ISBN 9788420428406).

Irène (Travail soigné en el original francés) es un gran homenaje a otros autores clásicos de novela negra. Su trama es la búsqueda “del novelista”, un asesino serial que representa con sus crímenes novelas famosas. Un verdadero reto para Camille y para los lectores un gran guiño… La investigación es un duelo intelectual y una carrera contra el reloj. Para los aficionados a la novela negra, toda una delicia.

Alex representa a una mujer atractiva y seductora de treinta y cinco años que es secuestrada en plena calle y el Comisario Camille Verhoeven y su equipo luchan contra el reloj para rescatarla, pero ¿es realmente lo que parece? Nunca lo es… Cuando Camille y su equipo dan con el lugar, esperan encontrar una víctima. Alex tienen heridas en el cuerpo, pero, sobre todo, en el alma. Un misterio dentro de otros, una excelente novela.

Rosy & John surgió como una novela por entregas al estilo de la novela de folletín, pero para leerse en un smartphone, de entrada, algo innovador, y lo hizo con tanto éxito que pronto se tornó en libro. John es un terrorista extraño, solitario y marginal. Pone una bomba y luego se entrega para pedir que saquen a su mamá de prisión (Rosy). La madre, un personaje siniestro, es el centro y el origen de la actividad criminal de John ¿pero su libertad es realmente lo que John, niño abusado, quiere?

Camille (Sacrifices en el original), es la última de la serie. Camille es el centro de esta novela y su fin… Podríamos decir que este libro pudo llamarse Camille por Camille. La leí de un tirón. Es vertiginosa, pero de trama compleja, como debe ser una buena novela negra. Nos va mostrando el estilo Lemaitre donde nada es lo que parece y en cambio, si es una mirada tremenda de la realidad. El interesante Camille es retado nuevamente por la oscura realidad que intenta manipular sus miedos, sus terrores. Pero el Comisario decide enfrentar a esos, sus demonios…

Camille Verhoeven termina con esta entrega su paso por el noir, y ya lo extraño y deseo que, como Sherlock Holmes, sea capaz de regresar al mundo (no importa cómo). Este impresionante cierre de ciclo no hace sino confirmar el increíble talento de Pierre Lemaitre para el género.

No les cuento más, la serie de Camille Verhoeven de Pierre Lemaitre es de lo mejor de la novela negra contemporánea. Lecturas ágiles llenas de referencias a la pintura, la literatura y cargadas de sentimientos, solidaridad, amor, justicia, pero también de miedo y de lo peor de todos nosotros.

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Seguro les encantará, como a mi y abrirá la puerta para leerse todo lo de Pierre Lemaitre, tanto lo negro como la novela sin etiquetas en donde también es un magnifico escritor.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: