Comala (clandestina) en Zihuatanejo3 min de lectura

el-artefacto

Dos artistas han decidido abrir un espacio para las artes y el diálogo en Zihuatanejo, Guerrero, el nombre que le pusieron a esta aventura es Foro Bazar Clandestino Comala, mismo que será inaugurado este jueves 6 de febrero con una lectura, música en vivo y proyección en torno a El Boom Latinoamericano, la dirección es Edificio D2, Departamento #403, colonia Fovissste.

Sofía Alvarado Cortés es escritora y promotora cultural; Jonathan Bejar toca la jarana, requinto jarocho, canta, hace instrumentos. Ambos han decidido viajar juntos e invitar a los habitantes de Zihuatanejo y los alrededores a que se les unan; viaje desde los libros y la música, moviéndose a otras ciudades y compartiendo estos periplos: “A la Borges, creemos que somos todos los autores que hemos leído, toda la gente que hemos conocido, todas las personas a las que hemos amado y todas las ciudades que hemos visitado, por eso, seremos el Minotauro y emprenderemos el viaje fuera del laberinto, o como Remedios la bella, que se fue con mariposas amarillas  entre los cielos de Macondo. Balajús guerreros que se embarcan a conocer el mundo entero y guacamayas seremos, emprendiendo el vuelo”.

Y dan más detalles sobre Comala: “Nuestro viaje comienza aquí, con este foro-bazar clandestino, que hemos llamado Comala, en honor a Rulfo. Nuestra intención es abrir este espacio para compartir arte, diálogo y escucha, desde todos los enfoques disciplinarios y que son o no como los nuestros. Un espacio libre que haga visible lo que muchas veces queda marginado”. Hacerlo en su casa fue la mejor opción: “Dónde mejor, que hacer de nuestra casa ese espacio. Los invitamos a formar parte de Comala, así sea con tu sola asistencia o con su participación, es un foro libre. Nos vemos este primer jueves».

Sobre el por qué es clandestino, ellos lo aclaran: «Nos han preguntado varias personas que qué es un foro bazar clandestino. Creemos que le tienen miedo a la palabra clandestino. No será un lugar público como una cafetería o un bar, sino más de personas afines con el arte (parecido a los hoyos funki de los 70, o a los inicios de las peñas y bohemias, o a las casas de intercambio cultural, como la Casa azul o la casa de reunión de varios artistas que han existido en México)”.

“Dice George Steiner que las grandes obras de arte nos atraviesan como vientos de tormenta, abriendo las puertas de nuestra percepción e invirtiendo la arquitectura de nuestras creencias con su poder transformador. Intentamos registrar su colisión y reorganizar nuestra destartalada casa de acuerdo con el nuevo orden. Así, nuestra intención es cumplir esa deuda de amor con el arte y que esta casa, que este país lo reorganicemos de acuerdo con el orden de lo artístico”, son las palabras con las que cierran esta invitación para que el jueves seis de febrero los acompañen en la inauguración de Comala, siete de la tarde. Información al 443 345 0295 y al 755 117 5037, la sugerencia es que reserven: «Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo».

Notas relacionadas

Danos tu opinión: