Cuando Radio Nicolaita salió del aire3 min de lectura

Raúl López Téllez

Día de lluvia con banderas rojinegras en algunas partes de Ciudad Universitaria, pese al fin de la huelga del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), en un miércoles que amaneció con la noticia de que Radio Nicolaita quedó fuera del aire.

En voz de los empleados que desde el 31 de enero tomaron las instalaciones de XESV, es la primera vez en la historia reciente de la emisora –próxima a cumplir los 44 años-, que se suspenden sus transmisiones.

En la versión que ofrecen en rueda de prensa los agremiados al Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), ni en huelgas ni en paros ni en tomas de las instalaciones universitarias se habían quedado fuera del aire. Responsabilizan de la decisión al secretario de Cultura y Difusión Cultural, Héctor Pérez Pintor, de haber dado la orden y a las 07:34 horas de este miércoles Radio Nicolaita salió del aire, de acuerdo con Alberto García Ávalos, delegado sindical, y Eréndira Valladares Campos.

Se habla de una denuncia ante la Fiscalía General de la República interpuesta por Rectoría por el delito de “despojo” y la presunta suspensión de las emisiones desde que inició la toma del inmueble. No se sabe de la denuncia y las transmisiones nunca se interrumpieron, dicen los empleados y mucho menos, dijeron, cesaron las pautas a que están obligados por ley, para lo cual mostraron el cronograma de las transmisiones desde el día 31 y las firmas del personal que firma entradas y salidas.

La toma que iniciaron el 31, se dio en el marco de la protesta de los empleados en toda la institución por la falta de pagos de salarios y prestaciones de diciembre, condicionados por Rectoría a que acepten la reforma en Pensiones y Jubilaciones, a lo que se niega el SUEUM, además de acusar presunto hostigamiento laboral de Yazmín David, directora de Radio Nicolaita.

“La situación de la directora ni nos vino a traer más trabajo ni nos vino a quitar, pero la realidad es que cada uno sabe su trabajo; estuvimos un mes sin director y la Radio funcionó perfectamente bien”, dicen.

Las diferencias con David, señalan, surgieron a partir de que se les levantaron actas administrativas, tendientes a no permitir su participación en actividades sindicales cuando está planeado en el Contrato Colectivo de Trabajo, además de adeudos a los nueve trabajadores en la emisora desde el 2018, al igual que los adscritos a la planta transmisora estarían trabajando 24 horas cuando su turno es de siete.

¿Está de por medio la cabeza de la directora?

“No necesariamente”, adujeron.

Hoy mismo los empleados entregaron las instalaciones, no sin acusar presiones en su contra, como un citatorio del área jurídica de la UM.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: