De maestro rural, a divulgador de temas ambientales2 min de lectura

Raúl López Téllez

Hace nueve años, Antonio Ávila Rosas empezó a escribir de temas ambientales. Desde su correo electrónico, inició el intercambio de sus escritos con sus conocidos, con la idea de concientizarlos o contribuir al conocimiento de temas ligados con recursos naturales o contaminación, entre otros.

De ese inicial activismo cibernético, pasó a una acción más directa: imprime los textos y los distribuye en las concentraciones masivas como marchas o celebraciones de fechas ligadas al medio ambiente, como la recién pasada manifestación en contra del Cambio Climático, celebrada a nivel global el 27 de septiembre.

Como un ciudadano más, como un participante más en la manifestación, Ávila entregó entre los asistentes tres textos, los que al final remiten a su nombre y su dirección electrónica, donchuchorosas@hotmail.com.

Maestro rural del nivel básico en el municipio de Zitácuaro, relata que su afición por las temáticas ambientales “vienen de mi abuelo, en el ejido de Curungeo, él hablaba de que los agroquímicos que estaban implementando los ingenieros no eran buenos para la tierra; él seguía rotando sus cultivos, llevando sus vaquitas de una parcela a otra. Me quedó esa idea en la cabeza, y más grande, con más razón, entendí que lo que decía mi abuelo era lo mejor para la salud del planeta”.
El libro que más lo ha impactado, señala para el-artefacto, “fue el de El mundo según Monsanto, de Marie-Monique Robin, una francesa, de los efectos que está teniendo el glicostato en las semillas transgénicas, y ahí empecé a escribir sobre eso, sobre la alimentación, una de las cuestiones básicas porque el planeta está produciendo alimentos enfermos, por lo que también investigué sobre abonos orgánicos, semillas criollas, y hemos andado en eso”, dice mientras sonríe.

-¿Cuántos artículos ha escrito?

“Más de 50, o 60”.

Cabe señalar que cada uno de los textos escritos por este divulgador de a pie, cuentan con una investigación propia y sus correspondientes fuentes bibliográficas.
Dice este maestro fortachón y afable que la jubilación le ha permitido, “más tiempo para dedicarme a esto”.

-¿Que se movilice la sociedad, cree que tenga alguna repercusión para rescatar al planeta?

“Sí, porque va a llamar la atención de la gente por qué se están movilizando, y es bueno porque vas a buscar información sobre lo que reclaman o defienden, es necesario”.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: