De un artefacto salen tres calaveritas2 min de lectura

Oscar Eme Mora / @asterioonn

A Ladycombi

Parada en sus dos patas,
un peso pa’ la combi pedía la Calaca.
de noche, tarde, o de día
“Un peso pa’ completar” decía.

¿Dónde habrá ido la muchacha?
preguntaron los ancianos de la plaza,
“¿A dónde estará, a donde habrá ido?
La que en con toda soberbia, su mano extendía.

La huesuda se cargó a Ladycombi,
la arrastró con todo y monedas allá a donde no pasa ni la ruta negra,
y se quedó en su lugar
clamando por dinero,
sin saber ni pensar,
que el pasaje ya costaba diez pesos.


Al artefacto

Apenas salía el sol
La Catrina tocó a la puerta.

“¿Quién es?”, preguntó Carmen modorra
que ni vio ni pudo,
evitar la muerte en ayunas.

La Calaca subió en pisadas quietas las largas escaleras
y encontró a Wendy,
encorvada, jorobada, editando notas,
que ni alcanzó ni obtuvo,
suerte compartirle sus fotos a la muerte.

Y salió la Catrina riendo,
con Argos maullando,
ya se fue por Raúl,
que ni lloró ni gritó,
cuando la muerte le llamó al oído.

“Ya nomás me falta el Caliche”,
le dijo la huesuda figura al gato,
que ni maulló ni ronroneó,
al saber que el Artefacto era todo suyo.


Carol Zambrano

¡No murió, la mataron!

¡No murió, la mataron!
Se oyó gritar en el panteón
cuando las 12 campanadas sonaron.

Los artistas ya le lloran
pues no hay marcha atrás;
las cosas solo empeoran
en esta tierra del Nunca Jamás.

Redujeron el presupuesto
no hay dinero para ella
y un político indigesto
arrasó con esta doncella.

Ya llega la Huesuda
a llevarse a la Cultura
que en el más allá brillará
que nos les quepa duda.


Oscar Eme Mora (Uruapan). Lic. En la Facultad de Filosofía «Samuel Ramos» (UMSNH)

Carol Zambrano (Morelia). Lic. En Lengua y Literaturas Hispánicas (UMNSH)

Notas relacionadas

Danos tu opinión: