Erick Legaria o de la marihuana como medicina8 min de lectura

Caliche Caroma

Erick Legaria es, además de apicultor, el coordinador de promoción y desarrollo de Cannamich, cooperativa mercantil de producción rural de capital variable, aproximadamente 140 socios la integran. Erick hace hincapié en lo de organización horizontal de origen michoacano, con presencia en varios estados de la república mexicana, e incluso en los Estados Unidos, advierte. Esta entrevista no es sólo para enterarse de la labor de Erick en la cooperativa, él comparte su experiencia de curación con el uso de marihuana como medicamento, está convencido de los beneficios del cannabis. Bien decía José Juan Tablada (marihuana con ge): “En la más sincopada de las rumbas / préndeme tu vacuna, oh mariguana, / universalizando el incidente”.

 [Cada gordo párrafo, representación gráfica de la voz de Erick Legaria, está precedido por un fragmento (en cursivas) del libro del doctor Lester Grinspoon, Reconsideración de la marihuana. Un análisis psiquiátrico de la marihuana (sus efectos psicológicos, fisiológicos y sociales) y las implicaciones de su ininterrumpida presencia, editorial Extemporáneos, colección El viento cambia, primera edición en español, 5 de abril de 1973.]

Marihuana es el nombre que se da en América a una planta que por su aspecto no parece sino una mata silvestre común y corriente. Cannamich se dedica, en principio, a la investigación de los usos medicinales de la planta, al procesamiento de la proteína de la semilla del cáñamo, trabajamos mucho con la fibra y con los aminoácidos de las flores. Estamos impulsando la legislación, éste es otro de los objetivos, dar elementos para facilitar los procesos de autorización del consumo de la marihuana. Hasta ahora todo lo que se difunde en medios tiene que ver con su uso lúdico, el aprovechamiento del THC como un psicotrópico, es por esto por lo que se cataloga como una droga. Lo que pasa es que no ha permeado la información suficiente y necesaria para que la gente se entere de que existen compuestos químicos en la planta que nos ayudan a sanar, pocos saben que son altas las concentraciones de tales compuestos y que se aprovechan para la curación del cuerpo humano (en muchos casos de manera sorprendente), contrarresta varios de los padecimientos que sufrimos, lo que hace de la marihuana un medicamento muy eficiente (y competitivo).

La planta llega a alcanzar una altura de 4,87 a 6 metros, pero a veces madura cuando sólo tiene unos 30 centímetros, lo que depende de diversas condiciones variables. Por otro lado, como estamos hablando de que tiene que ser una planta muy limpia, libre de agroquímicos, desarrollada en un suelo que se haya mantenido natural, puro, sin mucho fósforo, como lo es casi todo el suelo de Michoacán. Mantenerla bien implica la generación de parcelas demostrativas. Lo que Cannamich impulsa y motiva son los procesos desde la academia, la sociedad civil organizada y desde las tesis de personas que llevan bastantes años dedicadas a la investigación de la marihuana como herbolaria, al igual que la manzanilla o el romero. No es una cosa nueva, menos innovadora, lo que pasa es que no se sabe, no se procesa en el ideario colectivo que esta planta tiene multitud de beneficios.

El mayor auge de la aplicación de la Cannabis en medicina se registró en el lapso entre 1840 y 1900. Todos tenemos en casa un diabético, un hipertenso, uno que no duerme bien, todos los males de los mexicanos están en todas las casas, no importa el partido político. Es así que se generan empatía, poco a poco crece la conciencia de los usos de la planta. Por aquí ha ido entrando en la discusión en las Cámaras, de la urgencia de tener alternativas para combatir las enfermedades. La marihuana es un sustituto de los petrolatos. Existe mucha literatura de cómo se ha dado esta discusión, la ciudadanía y las organizaciones civiles han generado un montón de información. Lo que es cierto en el noventa y tanto por ciento de los casos tiene que ver con el derecho humano al consumo. Cualquier sociedad cambia al despenalizar y legalizar el uso de la marihuana, hay que tomar en cuenta los ejemplos de otros países .  

El Dr. J. R. Reynolds resumió en 1890 su experiencia de 30 años en el manejo terapéutico del cáñamo índico. Yo soy usuario de la marihuana con gotas de CBD, en una alta concentración, casi de veinte a uno, de modo que tomo una gota bajo la lengua todas las noches. Soy una persona con artritis reumatoide, con un factor de daño en el cuerpo del 98%. Además, tengo muy bajos triglicéridos. Eso sí, bajo colesterol malo, porque hago un poco de ejercicio, cuando no están hinchados mis huesos. Las gotas de CBD me han ayudado a dejar atrás el dolor, vivir con mayor movilidad, y todo sin medicamentos que dañan el hígado, la vista y otras partes de mi cuerpo. Sustituyo el paracetamol y las aspirinas con el Cannabidiol. Estoy contento con esto, pero al mismo tiempo es una lástima que para poder conseguir unas gotas de aceite, que mejoran mi existencia, me encuentro con que no es legal; no se toman en cuenta los estudios serios y los testimonios directos, el mío es uno de ellos. Desde febrero no ingiero ni una sola pastilla, aquí estoy, coordinando un equipo de más de cien personas.  

Fumar marihuana era una costumbre común entre la población de origen mexicano y pronto el hábito cundió entre los negros de los centros urbanos, particularmente entre los músicos de jazz. Cannamich realizó una encuesta un tanto informal de lo que requiere la gente ahora en este confinamiento, además de lo básico (comida, pago de servicios, etcétera). Qué necesitan aquellos que tienen trabajo en sus casas, pero les falta algo más para sentirse bien, aun en el encierro se puede ser feliz. Y lo que más nos han pedido, además de la formación de instructores, son los talleres artísticos. Es algo que pueden hacer con sus hijos, adolescentes muchos de ellos, o entre parejas en general, y es lúdico. Estamos de acuerdo en que la música, danza, teatro, literatura, el arte en general ayuda a ser feliz a la gente.

En este periodo inicial del consumo de marihuana entre los músicos, surgieron grupos de iniciados que usaban su jerga propia. Comenzaremos con la música. Sabemos que los artistas pasan por una difícil situación, como muchos otros sectores, se cerraron foros en donde se presentaban, y pocos espacios han regresado. Ante esta debastadora realidad, hemos desarrollado una escuela digital que ya funciona para talleres de formación, y que por el momento acogerá la parte artística de Cannamich. El nombre de esta plataforma es Pablo Luna Academy (búsquenos en FB). Estamos convocando a nuestros amigos percusionistas, guitarristas, contrabajistas, chelistas, etcétera, para que se integren con nosotros, les brindamos la plataforma, la cual está conformada por los socios que han pagado sus membresías, para los músicos estará disponible si ningún costo, será gratis. Les pedimos que nos escriban a cualquiera de las dos páginas, Cannamich o Juan Pablo Luna Academy, para más información.

Miembros de Cannamich

Pablo Luna, fundador, principal promotor y quien lleva la discusión en las Cámaras de diputados y senadores, además de promover la cooperativa en otras partes del mundo.

Mariano Talavera, tesorero, promotor, investigador, productor de aceites y ungüentos.

Jorge Mendoza, secretario, historiador del arte, miembro fundador, activo en Revista Cannamedia, publicación electrónica.

Cristóbal Velázquez, director de Cannamedia, miembro fundador.  

Kevin Alexander Camacho, coordinador de investigación, médico cirujano partero, con experiencia en los tratamientos con aceite de CBD en las personas con cáncer, ansiedad y otros padecimientos.

César Ruiz, coordinador de la delegación San Luis Potosí de Cannamich, agroecólogo, con experiencia en la recuperación de suelos a partir de la planta e impulsor de la adquisición del rango científico-médico a la producción de cepas madre de la marihuana.

Yamin Sarelli (Doctora Cannabis), diseñadora, promotora en Ario de Rosales, especialista en productos curativos derivados de la marihuana, médico.

Páginas:

Pablo Luna Academy

Más info

Notas relacionadas

Danos tu opinión: