Ésa no porque me duele5 min de lectura

Caliche Caroma

Cuatro músicos sui géneris le echaron limón a las heridas del alma, ¿por qué?, porque llevaron al Café del Olmo el concierto Ésa no porque me duele. Canciones Norteñas. ¿Quiénes son esos cuatro? Ruth Maldonado, mejor conocida como La Ru, voz principal; Irepan Rojas, contrabajo (tololocheado); Manuel Ortiz en el bajo sexto y la segunda voz; y el talentoso Johan Ortiz en el acordeón, quince años tiene el chamaco. Por ahí de las nueve de la noche inició el concierto, comenzaron los dos Ortiz con un bolero al estilo norteño: “Perfume de gardenias / Tiene tu boca / Bellísimos destellos de luz en tu mirar”.

La Ru / Johan Ortiz / Irepan Rojas / Manuel Ortiz

El viernes 18 de diciembre de 2020, en el centro de Morelia, Michoacán, la gente bailó, coreó y se tomó varios tragos de amargo licor: “Clavado en este rincón / como tú clavaste a mi corazón / estos tragos que tomo yo / son pura tristeza y son mi dolor”. Es cierto que faltó la caja, esa tarola que redobla y recuerda al caballo que nos aleja de la afrenta amorosa o nos acerca a los redondos y negros ojos, ¡qué chulos ojos! Sin embargo, fue un buen concierto para un lugar en donde normalmente se toca otro tipo de música (trova, pop, rock suave para las masas…), el golpe en el contrabajo, slap-slap, la nota larga del acordeón, el trago de mezcal en aquella mesa del rincón, todo esto transformó el ambiente del Café del Olmo, ubicado en la calle Benito Juárez, justo a un costado del Palacio de Gobierno. También faltaron los balazos al aire (di no a la violencia).  

Para La Ru fue su primera vez en el género musical que hicieron famoso Los Cardenales de Nuevo León, Chalino Sánchez y Los Relámpagos del Norte: “No conocía muchas de estas canciones, pero al escucharlas con atención me gustaron, sentí que podía interpretarlas en el estilo norteño, con ese sentimiento desgarrador y, a veces, henchido de felicidad como en Flor de capomo. La selección de los temas la hizo Irepan Rojas, aunque yo escogí un par (las de los Tigres del Norte)”. La Ru le ha entrado al jazz, bolero, ranchera y una que otra canción romántica, y ahora al norteño, ¡se la bañó!

La cantante explicó al público que este proyecto surgió en los meses de resguardo por la pandemia, platicaron con Irepan, se organizaron e invitaron a los Ortiz, algo tenían que hacer con esas canciones inolvidables que se siguen escuchando con la misma intensidad de hace treinta años (algunas son mucho más viejas). Además, Johan y Manuel Ortiz tienen experiencia en el género, ambos excelentes músicos, el primero sorprende por su edad y el dominio del acordeón, el segundo que hace segunda rascó sabroso el bajo sexto. En general, el cuarteto logró el cometido, las canciones sonaban con madre. Música del norte tocada en el sur (¿o estamos en el centro?).

La anécdota. La falda que La Ru luciría esa noche se estropeó, Maldonado contó que los meses de “quédate en casa” no pasaron en balde, los cálculos de la diseñadora estaban basados en La Ru de antes de la pandemia, así que el mero día del concierto el ajuar quedó incompleto, pues la prenda se rompió antes de dar inicio al espectáculo. Rápidamente consiguió otra falda, se puso el sombrero negro y a darle a la cantada. Al final, La Ru sí parecía una chica del “norti”, con sus imprescindibles botas y el agudo grito que acompañó a las dolidas letras: “Se me enchina hasta el cuerpo / Nada más de pensarlo / Sin tus besos, mi cielo / No podría soportarlo”.  

Canciones que tocaron:

1.- Flor hermosa
2.- Un rinconcito en el cielo
3.- Cielo azul cielo nublado
4.- La tumba falsa
5.- Sin sangre en las venas
6.- Dos hojas sin rumbo
7.- No hay novedad
8.- Prenda querida
9.- Tragos de amargo licor
10.- Hay unos ojos
11.- Eslabón por eslabón
12.- Mi tesoro
13.- La loba del mal
14.- Prenda del alma
15.- Puño de tierra
16.- Hasta la miel
17.- La mesa del rincón
18.- Flor de capomo

Danos tu opinión: