Final Fantasy VII remake: el progreso requiere sacrificios9 min de lectura


Laura Palmer

Final Fantasy VII es uno de los videojuegos de rol más icónico en su género, la ambientación que maneja ronda lo medieval y lo ciberpunk. Salió a la venta en 1997 para la consola PlayStation, en tres discos. Se convirtió en un éxito comercial, y fue el primero de esta franquicia en ser tridimensional, con escenarios compuestos por fondos pre-renderizados. La búsqueda de la identidad y la lucha contra el voraz progreso que atenta contra el planeta Gaia, parte de lo que cautivó a un público muy diverso.

Después de 24 años, ya lejos de los polígonos toscos que en su momento dieron rienda suelta a nuestra imaginación, vuelve este videojuego legendario en una versión remake, por entregas, con su primera parte para PS4 y PS5, con un rediseño de personajes y un nuevo sistema de combate simplificado e intuitivo, alejado del sistema por turnos del original.

El director a cargo de este proyecto es Tetsuya Nomura, también diseñador original de los personajes, Yoshinori Kitase como productor, Kazushige Nojima en el guion y Nobuo Uematsu en la composición de la música. Sus desarrolladores son Square Enix y Square Enix First Development Division.


El progreso requiere sacrificios

El planeta Gaia es controlado por la Corporación de Energía y Electricidad de Shinra que promueve sus avances tecnológicos como una promesa de progreso que mejorará la vida de los habitantes de la ciudad de Midgar. Mientras tanto, bajo sus narices drenan la vida de este lugar por medio de reactores que absorben la corriente vital transformándola en energía mako, un recurso primordial que les permite gozar de ciertas comodidades.

La organización rebelde de nombre Avalancha, que es clasificada por los medios de comunicación como una facción eco-terrorista, combate a esta insaciable corporación para salvar a Gaia antes de ser consumida, por lo que continuamente hacen frente a la milicia de Shinra, así es, también diseñan armamento, patrocinan medios de comunicación y hasta viajes al espacio.

La ciudad de Midgar está rodeada por ocho reactores drenadores y una enorme plataforma habitada por la potencia industrial, debajo de la ostentosa superficie se encuentran los suburbios, la mano de obra de Shinra que a pesar de recibir toda la contaminación industrial producida, alberga la esperanza de vivir en la plataforma elevada.

Uno de los grupos que conforman Avalancha es liderada por Barret Wallace, tipo testarudo que lleva en uno de sus brazos un injerto de metralleta, lo acompañan: Tifa Lockheart, una joven experta en artes marciales; Jesse Rasberry, diseñadora de explosivos y ex habitante de la plataforma alta de Midgar; Biggs, un rebelde comprometido con la causa; Wedge, un distraído amante de los gatos; y Cloud Strife, ex-soldado de Shinra, misterioso, malhumorado, y con jaquecas esporádicas cada vez que conecta con sus recuerdos, quien es el último en añadirse a esta facción rebelde.

Conforme avanza la historia, la codicia y el deseo de poder que representan la mega-corporación de Shinra serán los menores de los males para Avalancha, un enemigo más temible se revelará, así como los demonios internos que cada personaje enfrenta conforme van desempolvando su pasado.  


¿Un encuentro nostálgico?

Reinterpretar e igualar el éxito obtenido de un juego épico no es una tarea sencilla, no sólo tienen que conquistar a un público nostálgico, sino también captar nuevos jugador@s. La crítica le ha dado, en general, puntuaciones positivas, considerándolo un juego que supo actualizarse sin fracasar en el intento, batiendo récords de ventas, sobre todo en Japón.

El diseño de los personajes es casi idéntico al original, con toques modernos, sin embargo, prevalece un exagerado estereotipo de los personajes femeninos, diseñados claramente desde una óptica masculina, resaltando mini cinturas, senos grandísimos y brazos ultra delgados. Por otro lado, los doblajes disponibles fueron un gran acierto, y totalmente a la medida de los personajes; los diálogos recuerdan a la versión clásica.

La nostalgia es el verdadero motor de este relanzamiento y ha funcionado, aun con sus fallos penosos: escenarios simples y repetitivos, texturas toscas o inacabadas, entre otros detalles. Modificar la narrativa sin abandonar el espíritu de la historia del juego, un logro a valorar. Los giros inesperados en la trama sirvieron para dejar un amplio campo para la especulación sobre lo que vendrá después y también para mostrarnos que este remake no busca una reproducción fiel a la original, pero sí una identidad propia.

La música de Final Fantasy VII, con las composiciones melancólicas, oscuras y grandilocuentes de Nobuo Uematsu como: Bombing Mission, Tifa’s Theme, Who are you, Aerith’s Theme, Tango of Tears, entre otros temas, realmente merece la pena escucharlos más allá del videojuego, aquí la playlist:

La segunda entrega Final Fantasy Remake Integrade, se prevé salga en junio, exclusivamente para PS5, incluirá un nuevo episodio DLC centrado en la ninja Yuffie Kisaragi, uno de los personajes más queridos por parte de los videojugadores. En cuanto a su libro de arte oficial, llegará en diciembre, con un diseño de tapa dura. Y por si fuera poco, Final Fantasy VII: EverCrisis, una versión remake simplificada para celulares y Final Fantasy: The First Soldier, también están bajo realización. La historia no se agota, solo nuestra triste economía :(.

Durante marzo-2021 la primera entrega se encuentra disponible en descarga gratuita para quienes tienen la membresía de PlayStation Plus. Si aún no lo has jugado, éste es un buen momento.

Este Final Fantasy, cuenta con una película a modo de secuela Final Fantasy Advent Children (2005) y un OVA en versión anime Last Order (2007); también tiene varios spin-off como: Before  Crisis (2004/celulares), Dirge of Cerberus (2006/PS2), Crisis Core (2007/PSP), casi todos precuelas, pero que, para bien o para mal, nos ayudaron a entender más esta historia.

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: