La flama está que arde10 min de lectura

Caliche Caroma

Habitar la resistencia es el nombre de la exposición fotográfica de Lucía Rodríguez, curaduría de Diego Vargas, fue seleccionada por el Festival Red Foto México 2019 y se montó el 31 de octubre de 2019 en Giraluna, galería y foro multicutural que se encuentra en la calle Héroe de Nacozari #190, Centro de Morelia. La muestra visual contó con el apoyo de la colectiva Red Asaleas, además hubo rap con Chona Hernández, que viajó desde Colima para compartir su Magia Negra: “juntas somos lo que hacía falta para hacer que esta noche arda”.

Lucía Rodríguez explicó que sus fotografías retratan la cotidianidad convertida en un acto político a través de un elemento representativo, la prenda que funciona como símbolo (según el DRAE un símbolo es el elemento u objeto material que, por convención o asociación, se considera representativo de una entidad, de una idea, de una cierta condición) de las mujeres que apoyan y se manifiestan a favor del aborto legal y gratuito en todo el mundo: “Este proyecto retrata a mujeres, quienes ya no juzgan la decisión de abortar y que están a favor de la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito representada por el pañuelo verde”. Esto es lo que el público encontrará en la exposición fotográfica que se puede visitar de lunes a sábado en Giraluna.

El trabajo de Lucía Rodríguez provocó el Aquelarre Abortero, reunión de artistas, activistas y simpatizantes del movimiento a favor del aborto; mujeres que crean, piensan y se organizan con la intención de difundir la información necesaria para derribar los prejuicios que existen en gran parte de la sociedad mexicana sobre este tema, es decir, dejar bien en claro que la libre decisión que cada una de ellas tiene sobre su propio cuerpo no es negociable.  

Lo anterior se recoge de las opiniones de las asistentes y organizadoras de la exposición fotográfica-concierto de rap-concurso de disfraces y karaoke proaborto. Las respuestas de las entrevistas dejan en claro que este movimiento crece y cada vez es más fuerte, como bien lo canta Chona Hernández: “la flama está que arde”.

Y es justamente Chona Hernández la primera en hablar: “Es necesario que se respete la autonomía de los derechos de todas las mujeres, nuestro cuerpo es nuestro primer territorio. Debemos tener la libertad de decidir. La interrupción del embarazo es algo que ha existido por años y va a seguir existiendo, me parece importante que haya ya un posicionamiento para que sea legal y no poner en riesgo la salud de la mujer. Es una cuestión de salud y es un acto político porque representa el poder apropiarnos de los espacios, principalmente de nuestro cuerpo. Muchísimo del estigma en este tema tiene que ver con argumentos religiosos, la iglesia debe estar separada del estado. Las mujeres somos suficientemente capaces para decidir en qué momento queremos ser madres. Para mí este tema es muy importante, es la oportunidad de poder sentir que en realidad tenemos voz”.

Yannick Castro: “Soy parte de Red Asaleas. Estamos apoyando la exposición de Lucía porque nos parece importante combatir el estigma, pensamos que esto es uno de los elementos fundamentales por los que hay tanta oposición al tema del aborto. La oposición generalizada de la sociedad tiene que ver con un miedo a la autonomía de las mujeres, que es la decisión sobre nuestros cuerpos. Hay roles impuestos en el género, específicamente en la maternidad, vista ésta como un destino, obligatoria o como algo que tendría que ser deseable en todas las mujeres. Esta exposición combate estos estigmas”.

Lucía Rodríguez: “Yo creo que hay, al menos aquí en Morelia, una situación positiva, en el sentido de que sí hay personas que están trabajando por convertir esta problemática en una acción social concreta que es la despenalización del aborto. El trabajo que hace Marea Verde y Red Asaleas transforma, cambia las cosas. Estos colectivos llenan el hueco que el estado deja. Sobre mis fotografías, más que educar es una representación de un posicionamiento político. Parte de la estigmatización tiene que ver con la creencia de que las personas que están a favor del aborto son malas y hacen cosas terribles en la intimidad. En mi trabajo están retratadas varias mujeres en su vida diaria, en esta representación de la cotidianidad, ellas están haciendo las cosas que normalmente hacen y desde ahí toman una posición para tratar de hacer de este mundo un mejor lugar. Con el pañuelo podemos enterarnos de su actitud política. Además, eventos como el Aquelarre Abortero son un punto de encuentro, porque así las mujeres pueden saber quiénes son las que hacen acompañamiento en caso de aborto, como es el caso de Red Asaleas y mucha información más que será importante en caso de tomar una decisión de este tipo”.

Nuria Gutiérrez: “Yo estoy realmente sorprendida con el movimiento Marea Verde, lo veo muy fuerte en Morelia. No sé cómo era antes, porque tengo año y medio viviendo aquí, pero sí escucho a las chicas y a la gente joven, del entorno en el que me muevo, bien consciente sobre el tema, hablando un montón sobre el aborto”.

Amanda Alafita: “Es un tema que apenas ahora se está hablando, un tema delicado, hay un estigma muy cabrón, muchos juicios morales al respecto. Esto es lo que está impidiendo que avance, hay mucha gente que cree que si lo legalizan todo mundo va abortar. Se tiene miedo a que las mujeres tomen sus propias decisiones. Es una doble moral. Dicen que acabas con una vida, pero hay otras vidas como las niñas y mujeres pobres y nadie se preocupa por ellas. Se me hace demasiado cruel pensar que se niegue el derecho a abortar a las mujeres que sí lo necesitan o que simplemente quieren abortar porque no se sienten preparadas para la maternidad. Estos niños que nacen en condiciones desfavorables tendrán una vida difícil, echarle una piedrita al costal del sufrimiento (no digo que estamos aquí sólo para sufrir, pero algo hay de eso). Las mismas personas que no quieren legalizar el aborto son las que joden al mundo, no se nos olvide. Se trata de que la gente que esté aquí tenga condiciones chidas. No es que no queramos ser madres, queremos ser buenas madres”.  

Erandini Alvarado: “La tenemos bien difícil. Los antiderechos están muy bien organizados, tienen mucha gente en el poder, empresas, iglesia, familias muy grandes y poderosas de aquí de la ciudad. Nos tenemos que organizar también para dar la pelea e incidir en el tema de la legislación, hay que hacer mucho trabajo con nuestros legisladores en el congreso local, del partido que sean, finalmente es un tema de derechos humanos”.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: