La trilogía de los años oscuros6 min de lectura

Horacio Cano Camacho

La guerra civil española fue un suceso terrible y doloroso para todos en ese país, pero la finalización de la parte bélica no mejoró mucho la situación de los vencidos. Los años del franquismo fueron muy duros, en particular las primeras dos décadas. El libro de hoy, que en realidad son tres, nos ofrece un retrato muy vivo de esa sociedad atrapada entre el odio, el miedo y el fundamentalismo católico convertido en poder político.

Rosa Ribas y Sabine Hofmann escribieron a cuatro manos y dos idiomas una verdadera crónica de esos años que lo hicieron sin recurrir al panfleto o la denuncia política. La trilogía narra de una manera brutal a una sociedad pobre, llena de miedos y atavismos.

Rosa Ribas y Sabine Hofmann

La trilogía se ubica en Barcelona en la década de los 50 y es protagonizada por la periodista Ana Martí, joven muy inteligente y decidida, pero cuya condición de mujer -en esa sociedad- la confina como cronista de sociales para un pequeño periódico. En Don de lenguas, primero de la trilogía (Siruela, 2013, ISBN 9788415803065), corre el año de 1952, Ana solo atiende bodas, misas y comilonas de “beneficencia”. El asesinato de Mariona Sobrerroca, una conocida dama de la burguesía local, la pone en su primera oportunidad de tratar un tema serio y hacer periodismo de verdad. A pesar de la oposición de Isidro Castro de la Brigada de Investigación Criminal, policía encargado del caso y del que se tienen ordenes de despachar rápido el asunto -como un robo que se complicó- para no manchar la realización del Congreso Eucarístico, comprometiendo la legitimidad del régimen, le permiten a Ana documentar un poco para mostrar la consternación del franquismo ante tan “irreparable perdida”.

El gran instinto periodístico de la joven Ana Martí hace que pronto descubra pistas que se apartan de la versión oficial de los hechos al encontrar una serie de cartas entre los papeles de la difunta, que convertirán el crimen en el inicio de una serie de revelaciones en las que están implicados los más influyentes de la sociedad barcelonesa… Ana recurre a una tía filóloga, Beatriz Noguer, la intelectual de la familia y por ello, también estigmatizada por la sociedad. Una simple consulta lingüística realizada en medio de un ambiente hostil poblado de funcionarios y políticos corruptos, policías violentos, así como una sociedad hipócrita, crearán el marco perfecto para esta novela: la inteligencia, el valor de Ana, los conocimientos lingüísticos como literarios de Beatriz serán sus únicas armas para resolver el caso…

Enseguida llegó El gran frío (Siruela, 2014, ISBN 9788416120642) segundo al turno. Corre el año de 1956 y Ana Martí, ahora reportera de una revista de más calidad, es mandada a una pequeña comunidad rural en Aragón para para cubrir el caso de una niña a la que han brotado los estigmas de la Pasión. Tener una “santita”, es visto por el cura y las autoridades, como la gran oportunidad para que la comunidad le importe a España, por lo que Ana es vista con desconfianza ante la posibilidad de que el caso gire de manera equivocada.

Pronto su capacidad de periodista le dicta que el caso de Isabelita, la santita, no es el único suceso extraño que acontece en esa humilde comunidad. El recuerdo de una niña muerta años atrás en misteriosas circunstancias, el fanatismo religioso, el frío glacial y la nieve que amenazan con dejar al pueblo incomunicado son el telón de fondo de la intrigas de este segundo libro que lo convierten en un thriller impactante sobre los más bajos instintos de la condición humana que es a la vez un extraordinario retrato de la cruda realidad de la España rural en los años cincuenta.

La trilogía terminó con Azul marino (Siruela, 2016, ISBN 9788416854165), novela situada en 1959, en donde Ana Martín investiga el caso de un marinero de la Sexta Flota de EUA, atracada en el puerto de Barcelona, asesinado en una aparente pelea de un antro de mala muerte. Ana ejerce como traductura del Comisario Isidro Castro (que es un personaje también fascinante en toda la trilogía), pero tanto su perspicacia como su curiosidad la llevan a comprender que detrás de este aparente caso desafortunado está la corrupción, degradación moral de la burguesía franquista y su complicidad con los yanquis que se comportan como fuerza de ocupación…

Recientemente Siruela publicó la trilogía completa en un solo tomo y en versión electrónica lo que lo hace muy accesible en costo y nos permite leerla de un tirón. La trilogía de los años oscuros (2018, ISBN 9788417151287) es un excelente thriller, una novela en tres partes muy coherente, emotiva, que muestra con mucha claridad los efectos dañinos de mezclar poder económico, poder político y asuntos religiosos. Es además un fresco que nos muestra con gran maestría a una mujer fuerte llena de inteligencia y audacia que se sobrepone a las circunstancias externas, llenas de obstáculos, como de atavismos. Libro indispensable en estos días de encierro.

La trilogía no es para nada un panfleto, de hecho no se mete abiertamente con la política o el feminismo, aunque es una novela muy política y feminista.

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: