Leer o vivir1 min de lectura

Livier Fernández Topete

La falta de significación de lo que entendemos por Oriente, se figura algo parecido al flujo de la vida: entre menos significados mayor continuidad, menos obstáculos emocionales y pensamentales.

A veces sobran significados, pero es casi inevitable (desde el lugar del occidental) no someter a las cosas, a las personas, al mundo entero, al peso de una lectura; gozamos leer, pero también pagamos un precio por nuestras lecturas: el del desasosiego, la exacerbación, la hipérbole, el coitus interruptus; otras veces también, porque la puerta está siempre abierta, ocurre el milagro: aparece el silencio y nos hacemos uno con la vida.

De la serie Simbiosis, de Rik Garrett

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: