Materia oscura: Anfispermo3 min de lectura

Dulce María González

El Anfispermo es un organismo invisible capaz de moverse en ambos lados de la realidad.  Las atmósferas de los antiguos centros urbanos, con sus calles plenas de basura y sus humos contaminantes, proporcionaron el mejor medio para que este tipo de vivientes se multiplicara.

Con lo anterior podemos afirmar que se trata de un ser citadino, producto de las aberraciones civilizatorias de la extinta especie humana. Cuando el Anfispermo se introducía en el cerebro fresco de algún ejemplar humano, provocaba la temida anfispermitis, mejor conocida como glotonería reproductiva.

Debido a que su estructura consiste en una semilla de manzana constantemente fecundada por un espermatozoide acechante, aquel que adquiría la enfermedad desarrollaba una extraña urgencia por el sexo y la actividad creativa, y terminaba dedicando su tiempo a toda clase de excesos hedonistas.

En uno de los apartados de La eterna danza anfispérmica, libro que aborda el origen del actual Anfispermicus maniacus, encontramos el siguiente texto, atribuido a uno de los últimos ejemplares de la especie Homo sapiens:

Oh, Anfispermo insaciable,

eterno amante de la semilla,

apodérate de mi cuerpo anegado de toxinas

para continuar la vida en esta ciudad miserable (*)

(*) Muy probablemente el poeta se refiere a la ciudad de Monterrey, actual capital del próspero Reyno de la Montaña Agujerada.  

Pintor: Sergio Villarreal

Dulce Ma. González (Monterrey, 1958 – 2014).

Narradora y ensayista. Estudió Letras Españolas en la Universidad Autónoma de Nuevo León. Fue coordinadora de talleres literarios y maestra de Literatura en la UDEM y en la Escuela de Teatro de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL; vocal en el área de literatura del CECA-Nuevo León. Coordinó el Centro de Escritores de Nuevo León de 2003 a 2005. Maestra de apreciación de las artes en la Facultad de Medicina de la UANL. Columnista de la sección cultural del periódico El Norte, colaboró también en El Porvenir y en las revistas Deslinde y Vida Universitaria de la UANL.

Obra publicada: Gestus, 1991. Detrás de la máscara, 1993. Donde habiten los dioses, 1994. Crepúsculos de la ciudad, 1996. Elogio del triangulo, 1997. Mercedes luminosa, 2005. Encuentro con Antonio, 2006. Lo perdido, 2014.

Sergio Villarreal (Monterrey, 1948).

Realizó estudios de pintura en el Taller de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de Nuevo León y cursa estudios con el maestro José Luís Cuevas. Estudió además en la Art Student League of New York y en la National Academy of New York.

Inicia su carrera haciendo retratos en distintas técnicas, continuando su experimentación plástica y visual se encuentra con diversas texturas y materiales como el acrílico, óleo, carboncillo y metales entre otros. Mezcla el abstraccionismo por medio del color y las formas, y la figura como principal fuente de inspiración, la cual pareciera salir de una dimensión oculta tras el lienzo o nuestra imaginación.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: