No duermas más5 min de lectura

Gerardo Pérez Escutia

En este bufete negro, hemos recomendado últimamente algunas de las principales novedades del noir publicadas este año, pero, como también ya lo hemos hecho, nos gusta de vez en cuando regresar a los clásicos y consagrados para —por una parte— disfrutar nuevamente historias de crimen e intriga que no pierden vigencia sino al contrario, “como los buenos vinos” saben mejor con el tiempo, y por otra, conocer y entender los pilares del género que han sido el origen de una corriente literaria que en todas sus derivaciones es cada vez más importante y seduce a millones de lectores en el mundo entero.

Hoy vamos a hablar de un grupo de relatos escritos por P.D. James (Phyllis Dorothy James, OBE, Oxford 1920-Oxford 2014). No duermas más (Editorial Siruela, 2020), son seis relatos escritos entre 1973 y 2006, que por primera vez son publicados en español.

P.D. James

P.D. James es la última gran dama británica de la novela de misterio, heredera de Ágatha Christie, escribió una vasta obra, siempre con el crimen y el misterio como protagonistas, a excepción de su conocida novela Los niños del hombre. Los relatos aquí reunidos son una gran muestra de su oficio narrativo y de su capacidad de seducirnos e inquietarnos con sus oscuras historias.

Los relatos que contiene el libro son: El yoyó (el yo-yo mexicano), La víctima, El asesinato de Papá Noel, La Niña que adoraba los cementerios, Una residencia muy deseable y El cumpleaños del señor Millcroft. Los seis relatos conforman una excelente muestra del talento literario de P.D. James como creadora de universos ominosos e intrigantes. Así tenemos en el primero de ellos, la historia que recuerda el protagonista ya anciano de un viaje que emprendió cuando niño para pasar navidades en compañía de su abuela, la presencia de un estricto profesor de su escuela junto con el chofer del auto que los llevaba a su destino, son los desencadenantes de un crimen, el cual irrumpe en su memoria en la presencia del yoyó, como una reliquia y testigo de los terribles hechos que le tocó vivir siendo niño al ahora anciano protagonista de este relato.

En La víctima, la autora nos introduce en el obsesivo mundo del odio, un odio capaz de desencadenar una minuciosa y fría planeación de un crimen, el protagonista es un ser frustrado y humillado, que el único escape que encuentra para paliar su desgracia es la venganza en forma de asesinato. Este magistral relato nos hace entrar literalmente en la piel del protagonista y “entender” sus motivaciones, la historia nos deja sin respiro y tiene un desenlace que es un cierre perfecto a ese cuento de obsesión y venganza.

El asesinato de Papá Noel, este cuento es un clásico de crimen y misterio. El misterio de la habitación cerrada creado precisamente por Agatha Christie: en una celebración de Navidad, en una mansión victoriana se comete un crimen durante la noche buena, todos los asistentes a la cena son sospechosos y todos tienen coartadas, a la vez que motivos soterrados para cometer el crimen, la autora elabora un relato clásico, de una factura totalmente británica, narrada en un estilo que no le pide nada a las historias de Hércules Poirot… Una verdadera delicia.

La niña que adoraba los cementerios es el más gótico de los relatos de este libro, una historia triste y oscura que inevitablemente nos hará recordar a Edgar Allan Poe pero con un toque moderno y a la vez totalmente ominoso.

Una residencia muy deseable, en este relato la autora nos lleva al terreno del infierno en que se convierten algunas relaciones de pareja, nos habla de una relación donde el marido (que es un correcto y prestigiado profesor de enseñanza media) es un sádico que goza de la humillación que ejerce cotidianamente con su mujer, lo cual sirve a la autora para construir una historia de terror psicológico y de venganza, este relato es narrado por un amigo de la pareja que adquiere un protagonismo inesperado en la historia, un relato cruel e inquietante que nos hace reflexionar mucho acerca de los pequeños detalles y hechos que en la vida cotidiana de una pareja pueden ser los detonantes de una vida tranquila y relativamente feliz, o de un verdadero infierno.

El cumpleaños del señor Millcroft, el señor Millcroft cumple 80 años, sus 2 hijos —con quienes mantiene una distancia rencorosa— van a visitarlo a regañadientes a la casa de ancianos en donde está confinado; traen un asunto entre manos referente a una herencia, asunto en el que el sr. Millcroft no está dispuesto a ceder; con estos elementos la autora nos brinda la historia más acabada y juguetona del libro, una historia donde hay un crimen, donde una sencilla celebración revuelve y saca a flote los rencores y los demonios del pasado y qué transita de un drama familiar común, a una historia muy escabrosa, todo ello en un relato plagado de humor y de sarcasmo.

Debo decir que he disfrutado muchísimo este libro P.D. James nos legó un puñado de historias inteligentes y profundas, con personajes entrañables y cercanos, todo ello teñido de ese inimitable humor flemático que tienen algunos escritores ingleses, relatos en donde no da concesiones ni lecciones morales y que en su mayoría nos muestran que a veces… “El crimen si paga”.

Se los recomiendo mucho.

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: