Óbito, entre líneas y color3 min de lectura

J. Garper

“La lucidez es una cárcel repleta de reglas y sacrificios. Duele.
Pero mata a los monstruos, detiene el viaje hacia el infierno.”

Paco Ignacio Taibo II, Retornamos como sombras

A veces me siento tan lleno de ausencia que sin pena ni gloria bien podría parar, frenarme, detenerme aquí sin más. Y me refiero a detenerme no un instante, detenerme no para tomar un respiro ni observar el horizonte, mucho menos para voltear a ver el camino recorrido o tomar nuevos bríos. No. Me refiero a detenerme por fin, a declinar el siguiente respiro y luego el siguiente y el siguiente y el siguiente, y así detenerme ya por siempre; dejando que todo pase.


Dejando que todo siga adelante ya sin mí. Me refiero a quedarme un momento infinito con esta conciencia que atormenta; con este rencor de roca y este impenetrable olvido.

A veces me imagino ya sin vida, persistiendo por siempre en el tiempo. Como algo que no es nombrado por ser desconocido y que por ende, no existe.


Me intriga cómo será descubrirse muerto. Y si la muerte será tan coqueta como a veces me gusta creerla.


No me tengas muerto, maldita en este ataúd de piedra que es tu corazón. En mis sueños ya me dicen el emparedado.


Si es que sabes a qué me refiero déjame escapar, aunque sea aquí nomás a la esquina por unas changungas y de regreso. Porque he de regresar, tan cierto como que tu eterna sonrisa es mi hogar. ¡Ándale! Y te traigo a la vuelta unos garbanzos cocidos, de esos que te gustan tanto, con su limón,  chilito y sal.

Cuando abrieron su tumba se sorprendieron. No estaba allí.

—Se aburrió de estar muerto y se ha marchado —dijo uno.


J. Garper (Ario de Rosales, Michoacán, 1986). Andante inquieto de sueños pálidos y nariz colorada. Escribe, ilustra y hace teatro de tiempo completo. En la escena, ha vagado en gran parte de México, Guatemala y España. Sus letras se han compartido en revistas de Colombia y México. Tiene textos publicados en “Al este del arcoíris” y en “Desde el Yacuzzi”, libros que recogen las obras ganadoras del Primer Concurso Internacional de Microrrelatos, (Latin Heritage Fundation, 2011). De grande le gustaría seguir escribiendo, dibujando y subiéndose al escenario.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: