Primer encuentro cultural y foro de análisis por América Latina8 min de lectura

Eduardo A. Chávez

En un gesto de apoyo a las movilizaciones sociales en Latinoamérica y con la intención de generar puntos de organización popular en las diferentes geografías del mundo, el Comité de Solidaridad con los Pueblos en Lucha llevó a cabo el “Primer encuentro cultural y foro de análisis por América Latina”. Medio centenar de asistentes (sobre todo jóvenes y personas de la tercera edad) se reunió en el jardín Altamirano, entre la Biblioteca Central y el Mercado de Dulces, para cantar las ya icónicas canciones de Mercedes Sosa, ser parte de la pinta colectiva de una whipala en saludo a los pueblos indígenas bolivianos, participar en la discusión sobre la coyuntura geopolítica de la región y escuchar son y música tradicional al cierre de la jornada.

Por eso nos tienen miedo a los jóvenes

El encuentro comenzó con Fernanda Palacios, joven artista invitada que interpretó “Del Bravo a la Patagonia” de José de Molina, “Canción de todos” y “Volver a los diecisiete” de Mercedes Sosa. Su voz, que desde hace tiempo no se aparta de las canciones populares latinoamericanas y la música tradicional mexicana, fue capaz de convocar al público asistente para corear en una sola voz colectiva, queda pero clara, el cancionero de protesta de hace algunas décadas: “Se va enredando, enredando/ como en el muro la hiedra/ y va brotando, brotando/ como el musguito en la piedra”.

Para Fernanda Palacios la música es una herramienta de transformación social y una manera de “sentirnos humanos dentro de toda la porquería que hay en América Latina”. A propósito de las manifestaciones en Chile donde los instrumentos y las canciones son parte protagónica de las movilizaciones, su respuesta fue tan contundente como conmovedora: “La música forma parte de la lucha social. Es un arma. Por eso yo creo que nos tienen miedo a los jóvenes, porque tocar y cantar nos hace una persona menos que se va a la delincuencia, que se va al narcotráfico, a las filas del supermercado y de los explotados”.

A estas temperaturas, hasta el metal más sólido puede deformarse

El segundo momento de la jornada inició con la ponencia de Adalberto Rodríguez titulada “Panorama reciente de las luchas populares en América Latina”, en donde describió una imagen general de lo que está sucediendo en la región (y específicamente en Chile y Bolivia). Hizo énfasis en el resurgimiento de una derecha que calificó como fascista, violenta y beligerante: “Hay que decirlo, lo que sucedió en Bolivia fue un golpe de estado. ¿Qué está cocinando la derecha? ¿Qué podemos hacer nosotros ante este resurgir, no sólo para resistirle sino para proponer un proyecto diferente?” Se reservó las predicciones sobre la resolución de estos conflictos, pero advirtió: “La temperatura está alta, y recordemos que hasta el metal más sólido puede deformarse y moldearse”.

“Crisis en América Latina: un análisis desde la geopolítica”, éste fue el título de la segunda ponencia a cargo de Andrés Ávila. Su recorrido se remontó hasta los tiempos de Simón Bolívar y de su intento por hacer un bloque en la región: “Él sí tenía un proyecto geopolítico ambicioso, una gran patria, no los planteamientos de ahora donde cada quien está viendo su pedacito”. Parte de lo que expuso se centró en los proyecto de “dominación continental” por parte de Estados Unidos, y su proyecto antidemocrático en estos países: “El bloque está compuesto por una tríada: el imperio estadunidense, las oligarquías latinoamericanas en alianza con el imperio y los ejércitos. Basta con tener en contra dos de éstos para que se desate lo que estamos viendo hoy en el territorio latinoamericano”.

Es de destacar que de los asistentes que participaron en el diálogo posterior fueron todas personas de la tercera edad. Hubo quien felicitó la iniciativa y enfatizó la necesidad de multiplicar estos comités de apoyo para facilitar la organización popular: “La lucha es continental. Hay que organizar esto con una perspectiva internacionalista”. Por su parte, otro asistente regañó a los organizadores diciéndoles que era importante “no sólo hablar, sino hacer propuestas, que no sólo sea retórica, sino transformar al país, desbaratar todo y volverlo a hacer”. A pesar de que la noche se venía encima y se había dado pie al número de cierre de la jornada, una mujer decidió ignorar el protocolo y, aun sin micrófono, compartió su trágica experiencia como víctima de violaciones a los derechos humanos, situación ante la cual no obtuvo ninguna respuesta por la recién creada Comisión de Carlos Salinas de Gortari en 1992: “Me dijeron que había sido una bala perdida, pero yo creo que fue muy precisa”.

Entretanto, un sector de los asistentes, principalmente niños y mujeres jóvenes, pintaron una whipala que fue colocada detrás de la mesa de discusión. Por nuestra parte, preguntamos a Michel Quesada, integrante del Comité de Solidaridad con los Pueblos en Lucha, de dónde había nacido la necesidad de llevar a cabo este encuentro: “Primero, denunciar todo lo que está pasando en el Cono Sur, pues hay un cerco informativo importante (…) Segundo, visibilizar el contexto en el que estamos inmersos, no sólo aquí sino en todo el mundo (…) Y la última idea es organizar a todos los que quieran aportar a la solidaridad”.

Michel Quesada

¡Otra, otra, otra!

Como tercer número de la jornada, hizo su aparición el “Cuarteto de jóvenes emprendedores” de son y música tradicional, ensamble de cuerdas, percusiones y voces, integrado al calor de las últimas horas con el único propósito de apoyar en este encuentro de solidaridad. El repertorio incluyó “El Cascabel”, “El relámpago”, “La totolita”, y, si bien su interpretación careció de los detalles que sólo el ensayo colectivo constante da, fue lo suficientemente atractivo como para que el público solicitara “¡Otra, otra, otra!”, exigencia que fue respondida con “La selva”. Incluso hubo connatos de zapateado en pareja que quizás fueron apagados por el cansancio o porque la plaza se iba quedando sola poco a poco.

Por último, antes de apagar por completo los micrófonos, uno de los integrantes invitó a quienes todavía no se retiraban a participar en otra reunión, esta vez a manera de seguimiento de esta primera actividad y planeación de la siguiente. La cita será el lunes 25 de noviembre a las 18:00 hrs. en la Secundaria Popular “Felipe Carrillo Puerto” (Av. Melchor Ocampo #351, Col. Centro).

Notas relacionadas

Danos tu opinión: