Rambo III y yo no olvido al año anciano4 min de lectura

Caliche Caroma

Cuando joven era, las notas de fin de año me daban flojera absoluta, tachaba de dramáticos a quienes escribían estos textos retrospectivos del 31 de diciembre donde se habla de lo mejor y lo peor, de los propósitos y los buenos deseos. Ahora, en la punta del 2019, considero pertinente hacer una evaluación de la actividad realizada, nomas para decirme a mí mismo «No estás tan vuelto al carajo, cachetón» y como pretexto motivacional antes del 2020. Pero no se trata de una revisión que se centre únicamente en el que esto firma, la mirada incluye a mis compañeros de el-artefacto y a uno que otro salpicado de pis de emoción, como esos perritos que les haces fiesta y se mean.

Primero lo primate. Fue una reveranda jalada de gónadas el saboteo del sitio, alguien(es) tumbó el material de la antigua dirección web de el-artefacto, se nos cayeron los calzones y el ánimo, y a pesar de este desgreñón nos recuperamos, regresamos como punto net y Wendy Rufino y Carmen J. Cohen triunfaron como sólo ellas saben hacerlo. Mi admiración y respeto para estas dos morras que, además de ser las fotorreporteras más certeras del oeste, se la han rifado como diseñadoras, editoras, escritoras, gestoras y coordinadoras de un equipo insigne del que no pondré los nombres porque es mejor que vayan al directorio y ustedes mismos los conozcan, lean sus notas, «hable con ella»: http://elartefacto.net/quienes-somos/.

Rescato las controversias suscitadas, el ají del periodismo, que pique la vaina, si no para qué manteca y el sacrificio del cerdo. Ha sido divertido y aleccionador entrarle al debate con otros compañeros escribidores, el chisme se vuelve un alud que aplasta a quien lo empuja desde la montaña de la ignorancia. Notas como las de Avelina, el Jesuita y Don Pulmón están en esta categoría. Así mismo, el tomarse demasiado en serio los creadores, creerse la última chupada del mango, los hace hipersensibles, el talco y la pomada para aliviar las rosaduras se vuelve indispensable. Y no olvido el silencio, porque a veces se dice sin decir, la indiferencia como argumento.

Este sitio, la gente que escribe y toma fotos y lo arma, le echa ganas para brindar una opción en la información culturalosa y de la farándula en México y el mundo conocido; sé que el equipo de el-artefacto tiene sueños de grandeza, esperanzas e incluso vislumbra en el horizonte los cheques (no chayotes) por la calidad de lo entregado, los pasos son cortos y firmes, a veces también tropezón, de regreso y estancamiento, somos humanoides. La pretensión es alejarse de lo pretencioso, a veces es difícil. Al final, este es un medio libre, lo intenta, con una propuesta original, lo sigue intentando, también nos divertimos. Se aprende sobre la marcha, y no es excusa, al contrario, el balance es positivo, a punto de cumplir un año de existencia me siento (espero que sea compartido el sentimiento) contento por lo abarcado y apretado, sin ser mucho es, ganancia entre los muertos.

Algunos de los artistas con los que estuvimos en contacto en 2019: Teresita Sánchez, Telekrimen, Los Maestros del Revólver, Silverio, Rafael Flores, Chalanes del Amor, Muerdo, Marce Álvarez y Club Bahía, Paco Barrios El Mastuerzo, Sebastian Portillo, Vicente Fox, Elba Rodríguez, Vivir Quintana, Annarkelia, Erandi Almonte, Amanda Alafita, Pablo Querea, Raúl Calderón Gordillo, Victoria Equihua, Chona Hernández, Federico Marulanda Rey, Contrapeso, Foro 4, Beto León, Vicente Feliú, Chabelo, et al.

El párrafo final viene con agradecimientos para los lectores, ustedes son el motivo de tantos párrafos y fotos y chismorreos y peleas en las cantinas. Los benditos lectores que nos recomiendan, los que hablan mal de nosotros: «hasy zoi i ké». Los lectores que sólo leen las publicaciones de FB, Instagram o Twitter, pero jamás van al sitio web. Los lectores que se fueron y los que vendrán. Los lectores feto, los lectores reptilianos, los lectores de los centros comerciales donde verificas el precio del atún con chipotle. Gracias por el reconocimiento.

Que el 2020 esté lleno de legalización de las drogas, perritos, gatitos, café, sexo interracial, arena en los calzones, extraterrestres con armas que curan todas las enfermedades, becas de AMLO, tacos y cielos estrellados.

Atentamente Rambo III.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: