Silla vacía Editorial: 66 títulos + una librería7 min de lectura

Raúl López Téllez

Con 66 títulos a cuestas en seis años de labor, el sello local Silla vacía Editorial acomete la inauguración de una librería que complementa el círculo: producir para difundir, para compartir “un área descubierta, la de las humanidades” y romper el hermetismo de la academia, dice su fundador y cabeza del proyecto, Miguel Ángel García.

Aposentado en su sillón gerencial, en el local abierto sobre la calle Miguel Cabrera número 88 apenas el día 2 de este mes de marzo, el joven editor pinta su raya en cuanto a clarificar que no son una editorial para la autoedición ni para “editar por editar”. Todos los títulos publicados, pasan por un esquema de propuesta editorial que incluye su financiamiento, el tiraje de acuerdo al formato de edición y su distribución, al igual que han rechazado textos que no son de su interés o tendencia, incluso a costa de enojos de autores que no toleran una evaluación crítica.

En los estantes que lucen la marca propia, otros sellos acompañan a Silla vacía en esta nueva aventura de constituirse en una librería especializada: Editorial Jitanjáfora, el Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental (CIGA) y la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES), del Campus Morelia de la UNAM, el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación (IMCED), la Universidad Michoacana y en estos días, dice García, arribarán al local los lotes de El Colegio de Michoacán (ColMich).     

De los 66 títulos publicados en estos seis años, prevalecen las humanidades, con un mayor enfoque en Filosofía, además de Historia, y en Literatura, poesía y narrativa. Centrarse en las humanidades, un área que considera “descubierta”, es lo que busca esta editorial tanto en la edición como ahora con la exhibición y venta.

“En la academia nos quejamos mucho de que los trabajos no se comparten con la gente, pero muchas veces es la academia la que cierra un círculo par que no se compartan, se vuelve hermético el trabajo y es deleznable que investigaciones que duraron años y después venga todo un proceso editorial, descargar recursos y estén en bodega los libros y que nadie tenga acceso a ellos”, señala en cuanto a la posibilidad de que la librería de Silla vacía sea el espacio para esa necesaria difusión.

De los tirajes en las ediciones, las ubica entre 250 “hasta mil 500 y 2 mil ejemplares”, de acuerdo a su formato digital o impresión en offset, basados en proyecciones preliminares desde identificar recursos -“estamos muy atentos a convocatorias estatales, nacionales, a las propias instituciones, en qué momento tienen recurso para la edición”-, y posterior a la publicación atender la circulación. “De estas 66 ediciones que tenemos, fácilmente hay 30 de las cuales ya no contamos con material, tanto porque se agotaron como el que desde su inicio las instituciones nos pidieron la totalidad del tiraje”, como fue el caso, dice, de mil ejemplares sobre el Centenario de la Universidad Michoacana que distribuyó directamente la Rectoría.

Los alcances

Próxima a cumplir los seis años de fundación en este mes de marzo, pondera que “hablar de 66 ediciones es demasiado para una editorial independiente y me gusta hacer énfasis en que Silla Vacía Editorial no solo es Miguel Ángel García, sino todo un equipo de profesionales atrás y gracias a este equipo podemos trabajar en varias ediciones a la vez”, con un cuidado editorial específico de acuerdo a su área o especialidad al igual que una vinculación de los autores con el proceso de edición.

Como un sello original, dice, “personalizamos cada edición, así sean los mismos tamaños que estamos manejando en otras ediciones y demás, siempre buscamos un detalle característico con la edición y siempre nos metemos muy a fondo en cuanto al contenido”, aspecto en el que rechaza que su función sea “editar por editar” e insiste en la calidad de textos que ya alcanzan ediciones bilingües y traducidas en particular para Silla Vacía, como El silencio de Hermes, obra del filósofo italiano Luciano Nanni, una coedición con la Facultad de Filosofía de la Universidad Michoacana bajo la traducción de Hugo Leyva Sánchez.

De los primeros a los últimos títulos, García rememora que “la primera edición es Corriendo con los tarahumaras, del doctor Camerino Moreno, a quien le tengo realmente un aprecio bastante grande, porque fue la primera persona que confió en nosotros; ya estábamos dados de alta en Indautor y en Hacienda, pero era difícil vender un proyecto cuando no teníamos algo en las manos para mostrar, y lo que hizo fue darnos toda la confianza, ser parte de todo el proceso y es el primer libro que aparece en nuestro sello, en marzo del 2014”.

El último título publicado, apenas en febrero pasado, es El ejercicio del poder, una coedición entre la Universidad Pedagógica Nacional, la Escuela Normal Superior, el Centro de Actualización del Magisterio y Silla Vacía, una selección de ensayos sobre filosofía de la educación.

Otros dos textos se encuentran en el armado, confía, son una antología de la Feria Intercultural del Libro de Tacámbaro 2020, a presentarse en abril, además del poemario de Gustavo Ogarrio, Ningún país es mi país.

-De la librería, ¿la concibes en la especialización, o cuál es el modelo necesario?

“Para mí, la apuesta es romper el hermetismo de la academia, y aunque hay ediciones para un público especializado, el romper este cerco con la propia academia, sería la directriz”, observa.

Refiere que si bien es cierto que en Morelia existen opciones como La Inundación o El Traspatio en cuanto a una determinada especialización, además de librerías del circuito comercial, “cada una aporta algo para el que está buscando; en nuestro caso, justamente no se tenía una librería con estas características, especializada en humanidades, pero si llega alguien viene y pregunta por el bestseller, lo vamos a dirigir a donde lo pueda encontrar”, asume al destacar que Silla Vacía servirá de vinculación y colaboración conjunta con otros establecimientos, centrados en la satisfacción de un cliente.

Silla vacía te regala un libro

La librería Silla vacía Editorial te regala un libro, José Revueltas, signo de luz y conciencia, una selección de ensayos en torno al escritor y activista de siempre, autor de El luto humano y Los errores

Un total de 10 ejemplares, son los donados por este nuevo espacio ubicado en Miguel Cabrera 88 A, entre Fernández de Córdova y Fray Antonio de Margil, en el Centro Histórico, y que a través de el-artefacto se entregará a los primeros diez lectores que emitan un comentario en esta página sobre esta opción para la lectura especializada, para lo cual deberán consignar su nombre y señalar que desean un ejemplar.

En cuanto se integren los diez lectores, deberán pasar a la librería Silla vacía Editorial, ubicada en Miguel Cabrera 88 A, entre Fernández de Córdova y Fray Antonio de Margil, en el Centro Histórico, con una identificación oficial y en horarios de 11:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 20:00 horas.

Notas relacionadas

3 comentarios sobre «Silla vacía Editorial: 66 títulos + una librería»

  1. Rodolfo Chavez

    A lo largo se mi carrera de estudiante nos han dicho que si deseamos conocer un evento especial de la historia, debemos consultar las fuentes especificas del evento, para así obtener el conocimiento de primera mano.
    Rodolfo Chávez Rodríguez
    Deseo un ejemplar amigos.. 🙏🏻🙏🏻

    1. Gerardo

      Enhorabuena!
      Gerardo Morales Martínez. Quiero un ejemplar.

  2. Alejandro Amafra

    Bienvenida esta excelente propuesta. Alejandro Amado, deseo un ejemplar.

Danos tu opinión: