Sin apoyos estatales el CEDRAM desde el 20145 min de lectura

Raúl López Téllez

Sin recursos del gobierno estatal opera desde el 2014 el Centro de Arte Dramático de Michoacán (CEDRAM), organismo que se mantiene de manera conjunta con la federación y la asociación La Casa del Teatro que encabeza Luis de Tavira, uno de los principales animadores de una propuesta escénica que ha realizado 3 mil funciones desde el 2015 en comunidades y centros escolares de Michoacán.

En un recorrido previo a la función inaugural con que dio inicio la temporada 2020, por lo que fuera la Quinta Eréndira propiedad de Lázaro Cárdenas del Río y que cedió para que ahí se fundara el CREFAL, el primer director del CEDRAM, Miguel Ángel Cárdenas, señaló que hasta hace seis años, el apoyo de las autoridades estatales era de 2 millones de pesos. “Tengo un montón de contrarrecibos”, dijo en alusión a los adeudos contraídos por falta de recursos. A partir de entonces, el apoyo es nulo, no obstante el acuerdo tripartita para mantener el Centro que además del Teatro Lázaro Cárdenas, donde este viernes se montó “Quijote y Panza”, mantiene cuatro unidades móviles en las que se desplaza por comunidades y poblados.

 “En el 2003 llegamos, Luis de Tavira y yo, nos hospedamos en el CREFAL y nos saltamos la barda, todo esto estaba abandonado, no había nadie ni nada. Aquí había una cancha de basquetbol”, dice hacia un lugar que hoy funciona como parte de un estacionamiento. “No sé cuándo lo cedió Cuauhtémoc (Cárdenas) o doña Amalia (Solórzano, esposa del general), al gobierno del estado; nosotros lo tenemos en comodato con La Casa del Teatro, indefinido, y empezamos a hacer cosas”. El área además del teatro incluye bodegas con vestuarios y escenografías y donde los inmuebles originales se usan como albergues para las estadías de actores y estudiantes que promueve La Casa del Teatro.

Foto: Jorge Humberto Mena

Habla de alrededor de 70 obras montadas desde el arranque del CEDRAM, una cifra que arroja con desconfianza –“no me acuerdo”-, y “más de medio millón de beneficiarios, como 700 mil, le hemos dado la vuelta a la Tierra como tres veces con los teatros itinerantes; hemos dado 3 mil funciones”.

En un 70 por ciento de su programación, dice, se vuelven a visitar comunidades que ya habían contado con una función. “Hasta hace dos años dábamos 500 funciones anuales en todos los teatros, en este de aquí, el Lázaro Cárdenas, el Rocinante, el Rucio I y II, el Xanarati”, estos cuatro montajes itinerantes a través de vehículos cuyas plataformas e interiores o capacetes se convierten en foros y con capacidad de actuar simultáneamente en varios puntos, desde montajes pequeños hasta otras de mayor complejidad escénica.

Cárdenas dice que él como Luis de Tavira se mantienen un tanto al margen ya de las actividades del CEDRAM, bajo la dirección actualmente de Naolli Eguiarte; “seguimos en La Casa del Teatro, pero ya más bien como gestores, asesores, etcétera, pero ya no operamos”.

Foto: Jorge Humberto Mena

“Todo funcionó muy bien durante muchos años; había una aportación del gobierno federal y del gobierno estatal y nosotros administrábamos y conseguíamos otras cosas”, porcentajes de apoyo en los que cada entidad mantenía un 50 por ciento, aunque la federación, dice, “siempre ponía un poquito más”.

Con la Secretaría de Cultura de Michoacán (SECUM), dijo “espero que este año (haya apoyos); ya tenemos muchos contrarrecibos, y el problema es que los recursos se limitan y el año pasado conseguimos todavía un poco del gobierno federal, de la SECUM, no”.

Al momento, el financiamiento proviene del proyecto “Bi”, de la Fundación Bancomer, además de un convenio con el Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) “y espero que haya recursos, porque ya estamos ahorrados, hemos tenido que correr gente”.

-¿Qué porcentaje ha sido el de la baja de recursos?

“Pues el 100 por ciento”.

Desde el 2014, dice, cesó la ayuda del gobierno estatal, de 2 millones de pesos.

Foto: Jorge Humberto Mena

Quijote y Panza arranca temporada

La obra “Quijote y Panza”, de Lucero Trejo, fue la obra con la que arrancó la mañana de este viernes la temporada 2020 del CEDRAM.

Ante un público atento conformado por alumnos de secundaria de la comunidad de San Jerónimo Purenchécuaro, además de estudiantes de teatro provenientes de la Ciudad de México, el montaje en nueve “capítulos” es todo un lucimiento en la actuación, la escenografía y un adecuado juego de luces que mantienen un tono cercano con los espectadores, quienes rubricaron la función con merecidos aplausos para la compañía dirigida por Mauricio Pimentel, director de la temporada 2020 del CEDRAM y que incluye además “Camino rojo a Sabaiba”, de Oscar Liera.

Las actuaciones a través de los foros rodantes del CEDRAM, están planteadas en un recorrido inicial por los municipios de Tepalcatepec, Apatzingán y alrededores de Pátzcuaro.


Imagen de portada: Jorge Humberto Mena

Notas relacionadas

Danos tu opinión: