Vendrán lluvias suaves

Foto: Wendy Rufino El fuego ardió en el hogar de piedra y el cigarro cayó en el cenicero: un inmóvil montículo de ceniza. Las sillas vacías se enfrentaban entre las paredes silenciosas, y sonaba la música. Vendrán lluvias suaves y olores de la tierra,y golondrinas que girarán con brillante sonido; y ranas que cantarán de noche en los estanquesy ciruelos de tembloroso blanco,y petirrojos que vestirán plumas de fuegoy silbarán en los alambres de las cercas; y nadie sabrá nada de la guerra, a nadiele interesará que haya terminado. A…