Aunque sea de fina piel I

Ismael García Marcelino El miércoles pasado miembros de la policía municipal de Paracho detuvieron y pusieron en la cárcel a 63 comuneros indígenas de la meseta p’urhepecha, que se habían apersonado en la cabecera municipal para recordarle al alcalde, José Manuel Caballero, su compromiso de entregarles el dinero que, como parte del presupuesto directo, les corresponde. El argumento fue que “trataron de ingresar por la fuerza al palacio municipal”. Para comprender este desencuentro entre autoridades de Paracho y la tenencia de Ch’erani Játsï’kurini (para algunos Cheranatsicurin o, incluso, Cheranástico) será…