Tiraste una semilla al viento y se llama amor: Chucho Del Río (1954-2021)5 min de lectura

Caliche Caroma

Fue un martes cuando el teatro volvió a llorar en Michoacán, J. Jesús Del Río Ramírez murió, Chucho Del Río viajó a las estrellas, de regreso a casa. Estos textos, fragmentos, adioses, piezas, miradas, a propósito, no sólo de la muerte, acaecida el 5 de octubre de 2021, también de todo lo que seguirá siendo alguien que no entendía la vida sin el teatro, un hombre al que le gustaba comer bien. El amigo, el maestro, el padre. Que estas palabras sean consuelo para su gran, enorme familia, esos que lo aman y ya lo extrañan. (Apenas algunos detalles sobre el personaje) El título de este rompecabezas surge de las palabras que su hija Fedra le dedicó en redes sociales.

De puro teatro, Jesús Del Río, editorial Secretaría de Cultura de Michoacán, primera edición, 30 de noviembre de 2010, cuarta de forros:

Mi mejor deseo es que el presente material de ejercicios sea útil a las personas que incursionen en este maravilloso arte que es el teatro, y poder contribuir de alguna manera en su formación y gusto por el mismo.

Mi particular reconocimiento a la comunidad teatral de Michoacán.

…………………………………….

Teresita Sánchez y Jesús Del Río

…………………………………….

Ibid., página143:

Y vuelvo a preguntar, ¿pueden imaginarse ustedes, que un día, sin razón alguna, simplemente amanecieran convertidos en un ser diferente a lo que son? Convertidos en algo que ni en sueños se hubieran imaginado.

Transcripción de un fragmento de la entrevista que le hizo Berenice Estrada a Jesús del Río para el Canal de Michoacán, hace más de un lustro:

Lo que pretende Casa de la Cultura, y este programa (taller de teatro), es vincular socialmente a la familia, como núcleo social, vincularlos con el arte. Estamos convencidos de que, por medio del arte, si bien las personas no se vuelvan “buenas”, sí se tornan más sensibles, con una percepción más amplia de la vida. Yo creo que eso es lo que nos hace falta en todo el país.

…………………………………….

Jesús Del Río y Roberto Briceño

…………………………………….

Del muro de FB de J. Jesús del Río Ramírez:

Elba Rodríguez:

Que tengas un viaje luminoso. Dejas un gran legado y mucha gente que te amamos para mantener vivo tu paso por este mundo.

Gracias, querido Jesús, gracias, querido hermano.

Rita Sedano:

No teníamos mucha amistad en Facebook, pero Jesús Del Río Ramírez fue mi primer maestro de teatro. Sin él, no habría recorrido tanto. Él fue el primero que vio en mi algo y hoy parte a dar función con las grandes estrellas del teatro que ya no están.

Morelia Sánchez:

El teatro me llevó a conocer personas maravillosas y sin duda fue una de ellas. Esas clases de teatro tan maravillosas que me trajeron tantas enseñanzas las guardo con todo el cariño.

Gracias por ser mi maestro y mi amigo, gracias por ayudarme a descubrir cuánto puedo disfrutar el teatro.

Luis Gerardo Sánchez:

Me quedo con gratos recuerdos y ese libro que tuviste a bien regalarme donde queda marcada tu esencia y amor por el teatro.

…………………………………….

…………………………………….

Rodrigo Escalante:

Eres, fuiste y serás uno de mis más grandiosos y mejores amigos, por siempre, para lo eterno, simplemente fantástico, tu huella en mi vida queda impregnada en el alma de una amistad hermosa, llena de aventuras, de amor, de complicidad, de sabiduría, mi gran artista, mi gran primer actor, mi gran dramaturgo… mi gran Maestro.

Alejandro Reynoso:

Donde quiera que te encuentres siempre te recordaré. Mi querido gran maestro, Don Quijote de la Mancha.

Gina Garden:

Los cafés, los callejones, la cantera, “el trapo y lentejuela”, los cigarros y el teatro, se quedan un poco ricos de lo que dejaste, un poco huecos, de que te vas.

Yamel El Mosri:

Estoy muy sorprendida y dolida por el fallecimiento del maestro Jesús Del Río Ramírez. El recuerdo del Encuentro de Teatro en Tacámbaro fue una experiencia muy grata de vivir y agradezco profundamente haberla compartido con él como colega del jurado. Su recuerdo vivirá por siempre en los corazones de la gente que le conoció, incluido el mío.

…………………………………….

…………………………………….

Alejandro Carrillo Ramírez:

Mi padre teatral, mi mentor, mi amigo, mi compañero, mi admirado maestro, hoy es una noche triste para todos los que te conocimos, no tienes idea de cuántas vidas salvaste gracias a tu quehacer teatral. Hoy derramo el llanto que no sabía que tenía en mi ser, hoy mis lágrimas no caen al suelo, hoy mis lágrimas se van contigo, Maestro.

Julio de la Calle:

Gracias, gracias, gracias.

Por compartir tu dicha, tu pasión, tu sabiduría, tus risas y charlas interminables, por acogerme entre tus obras, tus luces, tu amistad. Se siente tu partida… Mucha poesía y bello camino, maestro Jesús.

Miguel Ángel Padilla:

Hace 10 años, en una época como esta, un hombre me salvó la vida. Gracias, Jesús Del Río Ramírez, de eso se “teatra el tatro”.

Q.E.P.D.

Jesús Del Río, 29 de mayo de 2021:

Dentro de las cosas que me han estado ocurriendo, hoy valió la pena haber ido al café. Casi al mismo tiempo, llegó una familia y un notoriamente aburrido niño.

Nos ubicamos visualmente con una concebida sonrisa (me dije, ya somos amigos. Parte l).

…………………………………….

…………………………………….

Notas relacionadas

Danos tu opinión: