Vendrán lluvias suaves3 min de lectura

Foto: Wendy Rufino

El fuego ardió en el hogar de piedra y el cigarro cayó en el cenicero: un inmóvil montículo de ceniza. Las sillas vacías se enfrentaban entre las paredes silenciosas, y sonaba la música.

Vendrán lluvias suaves y olores de la tierra,
y golondrinas que girarán con brillante sonido;

y ranas que cantarán de noche en los estanques
y ciruelos de tembloroso blanco,
y petirrojos que vestirán plumas de fuego
y silbarán en los alambres de las cercas;

y nadie sabrá nada de la guerra, a nadie
le interesará que haya terminado.

A nadie le importará, ni a los pájaros ni a los árboles,
su la humanidad se destruye totalmente;

y la misma primavera, al despertarse al alba,
apenas sabrá que hemos desaparecido.


Texto: Bradbury, R. Crónicas Marcianas, Vendrán lluvias suaves. p. 245.


Wendy Rufino (Acámbaro, Gto. 1986) Fotorreportera con más de una década de experiencia, ha recorrido diferentes medios locales y nacionales. Le interesa también la fotografía artística y el retrato. Cursó la licenciatura en Filosofía (UMSNH).

Notas relacionadas

Danos tu opinión: