Victoria dejó de respirar bajo el peso de la ley, la gente de Tulum pide justicia4 min de lectura

Beatriz Rojas

Tulum, Quintana Roo.- El día transcurría como cualquier otro ese sábado 27 de marzo en la colonia Tumben Kaa, en Tulum. La gente pasaba y seguía su camino, el sol brillaba y el cielo permanecía indiferente, como casi toda la gente, mientras a ella se le escapaba el oxígeno de los pulmones.

Ante las miradas de tres policías, de personas que seguían su camino y de quienes sólo grababan con su celulares, Victoria gritaba que no podía respirar, pedía ayuda, hasta que ya no pudo decir más. Sólo en ese momento se le quitó de encima la mujer policía, sólo entonces la tomaron de pies y manos y la echaron en la parte de atrás de una camioneta.

Los uniformados aseguraron que al ver que había perdido el conocimiento, la llevaron a un centro de salud donde le fue negada la atención porque no había área de urgencias. No se sabe por qué no llamaron a una ambulancia.

Varios medios de comunicación han comparado esta escena con la que se observó en mayo de 2020, cuando un policía estadounidense apoyó todo su peso sobre George Floyd, quien suplicaba por su vida. Como entonces, hay quienes advierten racismo en el actuar policial. Victoria era de El Salvador.

Nadie ayudó a Floyd y nadie ayudó a Victoria, puñados de anónimos grabaron el hecho para subirlo a Twitter. Más tarde clamarían cerca de 200 voces indignadas frente a las oficinas de la Policía Municipal de Tulum. Se romperían algunos vidrios. “No son formas”, diría alguien.

Ese sábado dos niños quedaron huérfanos y a sus tres y siete años se preparan para vivir la pesadilla que es estar a cargo del DIF. Sin nadie en el mundo, en un país ajeno. Alguien les explicará tal vez que su madre murió porque estaba alcoholizada y alteró “el orden”, según la versión oficial.

Alguna explicación similar habrán encontrado los familiares de las otras tres mujeres que murieron asesinadas violentamente ese mismo día en Quintana Roo. Dos de cuyos cuerpos serían encontrados desmembrados y el otro quemado.

“Quintana Roo feminicida”, “Tulum corrupto”, dicen las colectivas feministas que convocan a manifestarse este lunes por la tarde. Piden que se de a conocer los nombres de los responsables, se les separe del cargo y sean juzgados.

Tanto el titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Quintana Roo (CEDHQROO), Marco Antonio Tóh Euán, como el presidente municipal de Tulum, Víctor Mas Tah y la Fiscalía General de Quintana Roo se pronunciaron y aseguraron que ya se investiga lo sucedido.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: