Arcane: Soy el monstruo que creaste5 min de lectura

Laura Palmer

«No es suficiente darles a las personas
lo que necesitan para sobrevivir,
hay que darles lo que necesitan para vivir».

La nueva obra maestra en animación, ya tiene su primera temporada en la plataforma Netflix, es una serie basada en el famoso videojuego de estrategia por equipos en línea League of Legends, desarrollado por Riot Games para PC y consolas, suma 70 millones de jugadores, estas cifras y la calidad del juego animó a mucha gente a producir documentales, cómics y ahora una serie animada.

Arcane narra la historia de algunos personajes de League of Legends, pero sobre todo la de dos ciudades, Zaun y Pitlover, mundos separados por el progreso y la miseria, la supervivencia y el lujo. Dos hermanas, Violet y Powder (Jinx), víctimas de la guerra de estas ciudades, quedan huérfanas y a cargo de Vadner, líder de los rebeldes de Zaun, quien decide adoptarlas como sus hijas mientras dirige un bar y busca nivelar las diferencias entre ambas ciudades, diferencias que solo han provocado guerras y muerte.

Violet es la líder de un grupo de chicos y, por ende, es la más brabucona, vive aventuras junto a su hermana Powder, realizan robos a la ciudad tecnológica de Pitlover. En una ocasión las cosas no salen como lo habían planeado, su gran motín termina debajo del agua cuando Powder se ve acorralada, por ser la más pequeña y vulnerable del equipo. Sin embargo, algo se ha podido salvar de ese robo frustrado, se trata de unas gemas azules que la hermana menor escondió en sus bolsillos. Este atraco pone de cabeza la relación de ambas ciudades, pero también separa cada vez más a las hermanas Violet y Powder.

Arcane es una serie franco-estadounidense en tres actos, dirigida por Ash Brannom, desarrollada por Riot Games junto al trabajo de animación de Fortiche Productions, se estrenó el 6 de noviembre con tres capítulos por cada acto durante tres semanas, clasificada para mayores de 16 años. Su ya esperada segunda temporada llegará hasta el 2023 (snif snif). Por ahora Arcane fue bien recibida por el público, a diferencia del estreno del live-action, el de Resident Evil, a la que no le dejan de llover las críticas.

Hideo Kojima, el director y diseñador de videojuegos, que ahora cuenta con su propio equipo desarrollador Kojima Productions, y que tiene tras de sí el éxito de la saga Metal Gear, con su inmortal personaje, Solid Snake; o su más reciente y también exitoso juego Death Stranding (2019) que realizó junto el actor Norman Reedus y el paisano Guillermo del Toro. Kojima ha dicho en su Twitter que Arcane es un gran logro de la animación:

«He visto cuatro episodios de ‘Arcane’. ¡Esto es asombroso! ¡Es genial! Me invitaron a una proyección previa antes de su lanzamiento y lamento haberla rechazado. ¡Un logro de video digital entre el realismo y el arte, siguiendo los pasos del ‘Spider-Verse’, ‘Love, Death & Robots’ y ‘Witness’! ¡Esto es el futuro de la animación y CG!”

El drama y la acción en esta serie de animada hacen que los nueve capítulos nos mantengan enganchados,  y por si fuera poco, visualmente está llena de detalles que sorprenden, los personajes son complejos con historias interesantes. Sobre la discusión ética moral, es el claro deseo de justicia social, la búsqueda de la igualdad y el dilema sobre hacer o no el bien en el mundo; sobresalen los momentos de dolor, venganza, corrupción, ira y resentimiento. La diversidad sexual de los personajes es otro punto a favor de Arcane, que no para de mostrarnos que otro cine de videojuegos es posible.

Para ver Arcane no es necesario haber jugado o saber algo del videojuego League of Legends, no hace falta, la serie se explica por sí misma, así que anímense y quiébrense junto a Jinx, con el tema de fondo What Could Have Been de Sting.

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: