El reino5 min de lectura

Gerardo Pérez Escutia

En este Bufete negro, ya hemos hablado de Jo Nesbø (Oslo 1960), el gran escritor noruego de novela negra, quien ya es todo un referente del género, sobre todo por la serie que ha escrito y que fue protagonizada por el detective Harry Hole, la cual ha vendido más de 50 millones de libros y ha sido traducida a múltiples idiomas. En esta ocasión vamos a hablar de su obra más reciente, El reino (Penguin Random House 2021).

Roy es un hombre solitario que vive en una casa enclavada en lo alto de las montañas de Noruega, es a su vez un experto ornitólogo y también el encargado de la gasolinera del pueblo más cercano, Os. Hosco y de pocas palabras trata de mantenerse al margen de los habitantes del pueblo, sobre todo porque sabe que casi todos tienen algún recuerdo o saben alguna historia de él. Tiene poco más de 15 años viviendo en total soledad desde que su hermano menor, Carl, se fue a estudiar a Estados Unidos, luego de la trágica muerte de sus padres en un misterioso accidente.

Jo Nesbø

Tiene una vida plácida (sin mayores contratiempos) que le permite dedicarse a su mayor pasión, contemplar a las aves de la montaña y además le da tiempo de administrar la gasolinera del pueblo, la cual tiene cada vez menos clientes, arrastrada por ese lento deterioro que sufren los pueblos pequeños y aislados, ocasionado por el avance de la modernidad y la migración de sus habitantes.

La tranquila y bucólica vida de Roy da un vuelco inesperado ante el repentino regreso de Carl, que retorna a la montaña después de haber estudiado y logrado una “exitosa” carrera como inversionista en Estados Unidos o al menos así lo había hecho saber. Carl no regresa solo, viene en compañía de su bella esposa Shannon y con múltiples proyectos que vendrán a trastocar totalmente su vida y que Roy considera su “reino”, Su caserón y sus tierras en lo alto de la montaña, y revolver totalmente la vida de los habitantes del pueblo.

Junto con el regreso de Carl retornan los fantasmas del pasado que, como dice Faulkner, “nunca fue realmente pasado”, y en la historia se comienza a tejer una trama tanto interesante como envolvente llena de matices siniestros que nos van atrapando en su lectura.

Jo Nesbø nos presenta un monumental thriller literario, que no nos regatea ninguna de las pasiones humanas, tomando como microcosmos al pueblo de Os y sus habitantes como centro gravitacional a Roy y a su hermano Carl, sino que más bien desarrolla una historia envolvente que involucra a casi todos los habitantes del pequeño pueblo, desplegando una galería de personajes arquetípicos como los que podemos encontrar en cualquier enclave pequeño y aislado; tenemos al policía pueblerino, un poco rústico y obsesivo, un médico joven y gay víctima de la maledicencia del pueblo, el prestamista usurero, a la mujer madura e infiel, a la familia rica soberbia y clasista, al ex alcalde y patriarca del pueblo, a la peluquera maledicente junto a un largo etcétera de personajes que en la novela muestran la amplia gama de sentimientos y actitudes que se generan en un microcosmos aislado y hasta cierto punto endogámico, donde todos tienen algo que ver, donde hay secretos compartidos y rencores soterrados que persisten a través de los años.

Con todos estos personajes el autor va desarrollando una gran novela negra, donde no faltan sórdidos crímenes y misterios no resueltos, donde una suerte de fatalismo larvado va propiciando otros más, envolviendo a los habitantes del pueblo en una espiral de violencia y tragedia donde nadie sale indemne.

Sin duda Jo Nesbø decidió dar un paso adelante en su obra con esta novela, a diferencia de la saga de Harry Hole, tiene un tono más reposado y menos vertiginoso, sin embargo, gana en intensidad y solidez, en la construcción de personajes e historia, la que al pasar las páginas va adquiriendo gran dramatismo, logrando que nosotros como lectores asistamos pasmados ante un magistral despliegue de tragedia, erotismo y crimen sin concesiones, mostrándonos un oficio literario muy acabado, que no pierde nervio ni intensidad a pesar lo lo monumental de la novela.

Por si aún no estábamos convencidos, Jo Nesbø se muestra en esta obra como un escritor de primera línea, capaz de incursionar y amalgamar diferentes géneros literarios, en donde encontraremos ecos de Tolstoi, Agatha Christie y del mismísimo Borges, es una novela que se lee sin concesiones de principio a fin y que nos mantiene atrapados todo el tiempo; si aún no han leído a este escritor, esta novela sin duda es la puerta grande para que incursionen en su obra… ¡no se arrepentirán!

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: