La música que escucho dentro de mí: Flavio Meneses

Caliche Caroma Flavio Meneses abre la puerta, saluda y se asoma su perro, que también saluda, quince después de las 11 de la mañana, la última semana de enero del veinte-veinte. Vive en la calle Ignacio López Rayón, a una cuadra del Jardín de la Soterraña; enfrente de su casa se encuentra uno de los grupos más antiguos de Alcohólicos Anónimos de la ciudad de Morelia. El músico ofrece café, ¿azúcar, leche? El gato que sólo venía de visita ya se quedó con el multiinstrumentista, hay otra gata con pelo…