La fiesta y la violencia

Ismael García Marcelino En un ejercicio de reflexión con maestros de bachillerato en una escuela de la Sierra, en Michoacán, aquella mañana se hablamos de lo natural y cotidiano que se volvió enterarse y dar cuenta en los medios de una persona desmembrada y puesta en un costal, de fosas clandestinas con cuerpos en descomposición, de personas ejecutadas y colgadas en puentes, mensaje incluido. Serias las caras, los docentes expresaron con preocupación su propia cercanía con un vecino, un primo, un tío o algún conocido asesinado, extorsionado o desaparecido. El…