Aute, es más fácil encontrar rosas en el mar2 min de lectura

el artefacto

A los 76 años de edad, este sábado 4 de abril se despidió del mundo Luis Eduardo Aute, el cantante y compositor español que le apostó a la utopía, a la mujer como eterno enigma y a la libertad como el estandarte máximo que debía portar el hombre, a costa de lo que fuere.

Muchos llegamos a Aute en los años setenta con una canción, sin saber que era su composición: Rosas en el mar, que ejecutó Massiel en un festival polémico durante los últimos años de la dictadura franquista y en el que cualquier brote de crítica era pulverizado por la censura, no sólo acompañó sino concientizó a miles de escuchas en el mundo que abrazaron el mensaje soñador, romántico más no artificial como lo sería en la canción pop convencional.

Impulsado por el movimiento de la Nova Cancó, que tuvo entre otros a Joan Manuel Serrat, Paco Ibañez y hasta en su vertiente contemporánea a Pau Riba, Aute marcó una ruta propia, ligada además a la tarea que como pintor desarrolló.

Una de las vetas más celebrables para Aute, es la de la lírica desplegada en torno a la mujer, a la que dotó de terrenalidad al despojarla de la idílica versión dominada por el comercialismo y la superficialidad boba, y ubicarla como el enigma inteligente que le dio vida y naturalidad a su creación.

Nacido en Manila en 1943, bajo el fragor de la II Guerra Mundial, Aute fue “la voz más emotiva de la España de la Transición, un fabulador fundamental que, en sí mismo, era una fábula”, según lo señala Fernando Navarro en el diario español El País. En el 2018, el cantante fue objeto de un homenaje donde al lado de Serrat se congregó Jorge Dexler, Víctor Manuel, Joaquín Sabina y Silvio Rodríguez.

Muchos tendrán, seguro, su canción favorita de Aute, la que habrá que escuchar hoy con todas las ganas en estos tiempos de encierro pero también de reto para salir de la jaula y volar.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: