Materia oscura: Amor Eterno

Nancy Murillo Me integré a un taller de literatura creativa aunque ya me habían publicado un libro de poesías con patrocinador, presentación y todo. Al llegar esa tarde al sitio de reunión, coloqué mi libro ostentosamente sobre la mesa de trabajo y me senté muy oronda frente al coordinador. David lo tomó distraído mientras nos daba algunas indicaciones preliminares, lo hojeó para soltarlo enseguida con displicencia. Miré a mi alrededor. Los compañeros escuchaban con atención. Entendí que eran experimentados talleristas y amigos entre sí. —Las reuniones son los sábados de…