Szymanski y Grace, un encuentro con la música tradicional michoacana5 min de lectura

Raúl López Téllez

El dueto de guitarristas conformado por Morgan Szymanski (México) y James Grace (Sudáfrica), con un equipaje de ritmos “desde el siglo XIX al jazz”, vivieron en Michoacán la experiencia de involucrarse a través de niños y jóvenes con la música tradicional del estado.

Szymanski habló de su integración al proyecto, Prisma, apoyado bajo un esquema fiscal por patronatos privados, que pretende la educación musical en menores del nivel básico y gracias al cual participan en el 31 Festival Internacional de Música de Morelia “Miguel Bernal Jiménez”.

Del repertorio a mostrar, señaló que se inició hace cuatro años e implicó para él una estancia en Sudáfrica, con dos giras auspiciadas por la Secretaría de Relaciones Exteriores que sumaron 15 conciertos por aquella parte. Szymanski dijo que en Sudáfrica “no se toca música mexicana para nada; hay muy poco mexicanos allá de hecho y pocos músicos que hayan hecho carrera allá también”.

James, profesor de guitarra en la Universidad de Ciudad del Cabo, a partir de entonces conformó con Szymanski el dueto de guitarristas que con su estancia en Morelia cumplen el décimo y último concierto de la gira iniciada en Sudáfrica, previas actuaciones en Bellas Artes y festivales en Valle de Bravo, Toluca, Celaya, Puebla y Cuernavaca.

Prisma, dijo, es un proyecto fiscal, con “donaciones de todo el mundo” y comprende la impartición de talleres, donde ellos participan como lo hicieron ayer viernes en la tenencia de Capula, con menores de una escuela, contacto que extendieron este sábado con una actuación al lado de la Orquesta y Coro de la Transformación conformada por niños y jóvenes de Jesús del Monte, en la Calzada Fray Antonio de San Miguel. “La música es un idioma universal, no tiene religión ni frontera”, y el desconocimiento del idioma no es frontera tampoco en el proceso de aprendizaje de los niños, coincidieron en señalar al hablar de su experiencia con infantes.

“Trabajamos mucho en escuelas rurales del Estado de México y en Morelos, en comunidades que casi no tienen acceso a las actividades culturales, ni a conciertos ni a festivales”, donde además entregan instrumentos. James destacó que un laudero de Paracho, les donó 10 guitarras para este propósito.

El programa que ofrecieron este mismo sábado en la Pinacoteca de San Agustín por la tarde, señaló Szymanski, “es el programa para toda la gira, no es especialmente para el Festival, es un programa muy variado, música clásica del siglo XIX de Renato Carulli, música española de Francisco Tarraga y Manuel de Falla, y luego sigue una parte de música mexicana, de Julio César Oliva y Manuel M. Ponce”, además de improvisaciones en jazz y música brasileña. “Desde el siglo XIX hasta el jazz”, resumió.

En el concierto ofrecido al mediodía en la Calzada Fray Antonio de San Miguel y que inició con más de media hora de retraso, la participación del dueto de guitarristas fue en extremo participativa con la parte orquestal, que mostró algunas debilidades como conjunto.

El concierto efectuado en la Calzada Fray Antonio de San Miguel se complementó con la actuación de Kumaltik, grupo de son jarocho.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: