Polvo y sombra6 min de lectura

Horacio Cano Camacho

Estoy cerrando apenas el libro más reciente de un autor que hoy quiero recomendarles. Y lo hago un poco con la sensación de no querer darlo por terminado. Así me pasa con ciertos escritores, me encantan y, a pesar de que es novela negra, su lectura me resulta deliciosa. Es el caso de Antonio Manzini, autor italiano, digno heredero de Andrea Camilleri, que ahora vuelve con la sexta entrega del Subjefe Rocco Schiavone.

Antonio Manzini es heredero de la nueva novela negra italiana que deja atrás las historias sencillas de un detective enfrascado en descubrir a un delincuente y nada más. Su personaje es el Subjefe Rocco Schiavone: un policía muy complejo, en el filo entre ser un delincuente o un verdadero héroe. Shiavone es ese tipo que me gustaría invitar a cenar -en palabras de Camilleri- porque a pesar de sus defectos, tiene un amplio sentido del honor, de la justicia. Un detective que tienen bien claro que los enemigos son los políticos corruptos, las mafias y quienes abusan de los más débiles.

Antonio Manzini

Rocco Shiavone trabaja como subjefe de policía en un pueblo del norte de Italia, al que fue enviado como castigo. Ha sido removido de su puesto en Roma y mandado al pueblo de las nieves eternas –en su propia imaginación de romano- por haberse tomado justicia por su propia mano contra un violador de niñas (y también por algunos trapicheos de mariguana…).

Rocco es el rey de la incorrección política. No teme decir lo que piensa y llamar a las cosas por su nombre. En ese sentido es uno de mis detectives favoritos. Tiene pegada en la puerta de su despacho una lista de las cosas que odia, en una enumeración del uno al diez, en lo que él denomina (una escala personalísima) “las tocadas de cojones”. Allí se encuentran todas las obligaciones domesticas, los centros comerciales, los laboratorios clínicos, los médicos, en particular los dentistas, las cenas de trabajo, y desde luego los parientes. También encontramos hablar en público, las ruedas de prensa, los bares sin helados, los policías que no se bañan y en decimo lugar, tener que resolver un caso…

Rocco con sus peleas, compromisos, rabietas, va construyendo una historia llena de utopías, de sueños de un mundo mejor, en donde el poder ya no es cómplice ni instrumento de la delincuencia. En sus libros se enfrenta a la mafia, la burocracia, los empresarios, los bancos, todos en una relación muy nebulosa, pero que se ha armado para lastimar a la sociedad… Rocco es un magnifico antihéroe de novela negra. Es muy parecido al Salvo Montalbano de Camilleri, pero como lo dije, políticamente más incorrecto, capas de “llamar hijo de puta al hijo de puta” en palabras de Alexis Ravelo, también escritor de novela negra.

A decir de Antonio Manzini “la novela negra es el género narrativo del que más se desprende una sensación de descripción de la realidad, la que vivimos, y hoy ya no puede prescindir de contar y, a veces, denunciar los horrores y las distorsiones sociales de esa realidad”. Esto se nota mucho en las andanzas de Rocco.

Con este último, van seis libros de esta serie. En español han sido editados por Black Salamandra. Estos títulos son: Pista negra, La costilla de Adán, Una primavera de perros, Sol de mayo, 7-7-2007 y ahora Polvo y sombra (Black Salamandra 2020, ISBN 9788416237401). Se pueden leer secuenciados (lo recomiendo) o de manera independiente. Cada uno es una historia que se cierra, pero hay algunos puntos que trascienden a toda la serie y sería bueno seguirlos.

El carácter áspero y mordaz de Rocco Schiavone oculta a una persona atormentada por la culpa, el dolor y una sensación de derrota ante la realidad mostruosa de los intereses economicos de los poderosos. Es un tipo corrupto y honesto a la vez, sus trapicheos son parte de una respuesta a ese sistema y son una forma retorcida de la justicia según Rocco.

Todos los libros ya están en México y también se pueden conseguir en su versión eBook, más económicas y que tiene un agregado muy divertido: pueden consultar mapas de los lugares, buscar modismos y revisar comentarios de los fans, buscar qué son los zapatos Clarks que Rocco se afana en no abandonar y que terminan destruidos por la nieve y la lluvia, pero que no se permite sustituir por que es su vinculo con la cálida Roma, cocinar el mejor “cacio e pepe” y otros deliciosos platos que Rocco devora en cada libro… Todo esto permite adentrarnos más en las tramas, créanme.

Muy recomendable si quiere pasar un buen rato, leer unas novelas de excelente factura y dejarse seducir por este policía muy peculiar. También puede seguir la serie de televisión, con guiones del propio Manzini y que ha recibido criticas muy elogiosas…

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: