¿Y usted qué opina sobre el-artefacto?6 min de lectura

Caliche Caroma

Cumplimos un año, 8760 horas de diálogos con fulanos, menganos y perenganos sobre el arte y la locura, principalmente, pero también tocando los temas sociales que consideramos relevantes. 525600 minutos de notas, aprendizajes y descalabros. Además de los cambios en la página y en nuestras redes sociales, se darán otros movimientos en los contenidos, la intención es mejorar y crecer, aunque sea hipertrofiadamente. En esta celebración-revisión, les preguntamos a varias personas su opinión sobre esta pasión colectiva que se llama el-artefacto. Aquí la primera entrega, serán dos más, en total tres recopilaciones de miradas a nuestro quehacer. Gracias por las lecturas y por la confianza. Albricias.

Pilar Martínez: “Bueno, primeramente, felicidades por este primer año de el-artefacto, me gustan sus publicaciones, la mayoría son interesantes, lo único es que algunas veces no me gusta es que los artículos están muy largos, me gustaría que estuvieran un poco más reducidos, sin mucho bla bla bla, es mi humilde opinión”.

Tere Sánchez: “Un sitio al que puedo acudir para ver, pensar, sentir.  365 días de tener el-artefacto que me transporta en el tiempo y el espacio. Gracias por inventarlo, gracias por hacerlo posible. Comparo a el-artefacto con la acrobacia, es tan difícil y lo hacen ver tan fácil. Larga vida. Les amo como personas y como artefactos”.

Ernesto Hernández Doblas: “En este país y Estado, permanentemente gobernados por psicópatas, construir espacios alternativos, independientes o contraculturales, resulta odisea cuando no infierno. Sin embargo, han sido éstos el semillero del futuro, el lado B de la historia, el caldo de cultivo para la transformación. Ésa que se da de verdad y desde abajo, no por decreto demagógico.  Por eso es de celebrar la resistencia de el-artefacto, medio de comunicación virtual que nació hace un año bajo el impulso de periodistas en Michoacán que bien saben de los laberintos y goces del periodismo.  De manera especial del que se ejerce dentro del no menos complejo ámbito cultural. A través de el-artefacto se han dado a conocer voces, acontecimientos y creaciones de quienes cotidiana y colectivamente construimos ese amplio escenario llamado cultura. A destacar: las imágenes de las lentes talentosas y sensibles de Wendy Rufino y Carmen Hernández así como el hecho de que este tipo de iniciativas no abundan en Michoacán, por más que se pretenda presumir como entidad cultural. Gracias a el-artefacto por su realmente necesaria labor. Mucho es lo que podría decirse de lo realizado hasta el momento, quede solamente -por ahora- un apunte, una invitación a ejercer de manera aún más enfática la crítica, el análisis, y la investigación; todo lo que se hace necesario para quitar los velos de la mediocridad, la corrupción y los simulacros”.

Claudia Álvarez Medrano: “Cuando descubrimos que necesitamos bálsamos para sobresanar la realidad y descubrimos el-artefacto, nos damos cuenta que tenemos voces que nos replican y nos hacen pensar; nos alivian. Nos llenan de otras miradas y sí, pensamos mejor. Descubrimos otras posibilidades que nos enfrentan de manera distinta. ¡Felicidades al buen Caliche y a toda la banda!

 Juan Carlos Trejo: “Al lomo de el-artefacto, en su primer periplo solar. Recordando una frase de Cioran, donde pregunta: ¿No ha llegado la hora de declararle la guerra al tiempo, nuestro enemigo común? Me lleva a pensar sobre algunos de los signos que me parece describen  o tratan de describir la enorme necesidad de establecer una relación inteligente entre el individuo y la gran cantidad de exo-información que se dispone en esta época de la inmediatez, la aceleración que abona individuos estresados y ansiosos, que tratan de romper el anonimato real, a través del protagonismo virtual, la red es el nuevo terreno que nos apresuramos a invadir y llenar con nuestros deseos, frustraciones y todo aquello que nos hace levantar la mano para pasar lista de presente en una sociedad que te ignora. Para nuestra fortuna, podemos encontrar oasis, islas paradisiacas, remansos y espejos en el-artefacto, para ejercitar la neurona y las emociones. Larga vida a el-artefacto”.

Charly Blues: “El artefacto como medio cultural es la única razón honesta y transparente que permite expresar con libertad las injusticias de unos cuantos ignorantes gubernamentales en sus respectivas áreas culturales”.

Héctor Alvarado Díaz: «El artefacto fue providencial para una ciudad asolada por tantos baches. Su abrumadora periodicidad no deja de criticar los problemas de fondo (políticos, educativos, culturales, burocráticos) y a la vez da cabida a discursos ensayísticos de creación y ficcionales. Felicidades por un año de visibilidad para los estratos más amolados y los lectores que necesitaban un medio para formarse e informarse».

Paco Barrios El Mastuerzo: “Me parece bien chingón, hijo, me parece bien chido. Qué chingón que cumplan un año con su el-artefacto. ¿Cuál es mi opinión? Pues ésta. Son unos chingones y no dejen de hacerlo. Esto no es ningún chorote, es sincero, verdadero. Les mando un abrazo gigante. Identidad y cultura para el movimiento, el-artefacto”.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: