Por mi raza hablará la huelga: UNAM deudora2 min de lectura

el-artefacto

Profesores de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) de la UNAM Campus Morelia marcharon acompañados de algunos estudiantes de esta institución, exigieron los pagos retrasados que ascienden a 450 mil pesos, de sólo 46 docentes acumulados hasta ahora, faltan aún pendientes de revisar los 350 casos más de la plantilla docente de asignatura; también denunciaron la falta de seguro social y los despidos injustificados de algunos maestros pese a los buenos resultados académicos de estos.

Con pancartas y consignas «¡Profe, revisa tu talón, se reduce por omisión!» y «¡UNAM no paga!», cerca de 200 manifestantes caminaron desde la salida a Pátzcuaro hasta el Palacio de Gobierno, en el Centro Histórico de la capital michoacana. En este último lugar, y ya como Asamblea General de Docentes de Asignatura (AGDA), informaron por primera vez a la ciudadanía y a los medios de comunicación la situación que atraviesan desde hace años y de la que apenas se percataron en marzo del año pasado, como la falta de sueldos y las prestaciones incompletas.

«No sé puede aducir que estos adeudos se deriven de la pandemia, esto ha pasado siempre en la ENES, hay personas que ingresan por primera vez, y esperan su pago por seis meses con prestaciones que nunca son pagadas», explicaron los docentes inconformes y dijeron que mientras no sean resueltas sus peticiones, como el pago de los adeudos, la estabilidad laboral y la representación del AGDA en la institución, no levantarán la toma que se mantiene desde el 7 de abril, pues no están dispuesto a aceptar dádivas ni falsos acuerdos.

Los estudiantes de licenciatura de la ENES-UNAM Morelia, que acompañaron la marcha de este 28 de junio de 2020, se pronunciaron en apoyo total a los profesores, consideran injusta la situación por la que atraviesan sus maestros en la que se supone es la máxima casa de estudios de México.

Para finalizar, fue conmovedora la escena en donde un profesor de la ENES-UNAM Morelia no pudo más con la situación y con lágrimas, frente a la mirada de sus colegas y estudiantes, así como la gente que transitaba por el lugar, generando empatía con una problemática que es común con la UMSNH y otras instancias de educación en Michoacán y el país entero.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: