Recursos inhumanos6 min de lectura

Gerardo Pérez Escutia

«La esperanza es una abyección inventada por Lucifer
para que los hombres acepten su condición con paciencia
Charles (personaje de Recursos inhumanos)

Perder el empleo o ser despedido se considera uno de los hechos más traumáticos en la vida de las personas, y junto con la pérdida de un ser querido o la ruptura de pareja, se conforma la tríada: estrés, depresión y problemas de toda índole en la vida moderna.

El libro que vamos a recomendar hoy parte de la historia de desempleo del protagonista, con la que el autor, desarrolla una extraordinaria narración, mezcla de thriller y novela negra que no nos da respiro, también nos hace reflexionar acerca de nuestra fragilidad como eslabón en la cadena productiva, así como las decisiones extremas que la pérdida de ese lugar nos pueden llevar a tomar.

Se trata de Recursos inhumanos (Penguin Random House, 2017, ISBN 9788420426273) de Pierre Lemaitre (París, Francia, 1951).

Pierre Lemaitre

Pierre Lemaitre es un viejo conocido del Bufete Negro, hemos hablado de él en otras ocasiones, basta recordar que hoy en día es uno de los mas prestigiosos escritores franceses, ganador de los máximos premios literarios de su país, traducido a múltiples idiomas, cuenta con millones de lectores en todo el mundo, un maestro indiscutible del noir francés. Con esta novela de Recursos inhumanos ganó el premio «Novela Negra Europea» y el premio «SNCF de Novela Negra» .

Alain Delambre es un ex director de recursos humanos de 57 años, que tiene 4 años desempleado. En este tiempo ha visto como su nivel de vida y estabilidad emocional se han venido deteriorando, vive con su esposa Nicole quien tiene un empleo fijo que les da cierta estabilidad, pero no alcanza para detener el tobogán en el que se encuentra su situación económica y emocional.

Alain ha desempeñado diversos trabajos temporales, cada uno peor remunerado y en condiciones más difíciles. Alain se está convirtiendo en una bomba de tiempo, poco a poco ha venido acumulando una cantidad de agravios contra el sistema laboral que lo expulsó por su edad sin brindarle oportunidades de trabajo de acuerdo a su experiencia y cuando le brinda un empleo, este, cada vez es más degradante.

Se ha tornado un individuo hosco y obsesivo, su universo gira alrededor de un único fin: conseguir un buen empleo, que le permita recuperar su dignidad como su imagen frente a su mujer e hijas, quienes han tenido que padecer su hostilidad que a momentos lo hace insoportable.

El autor hace gala de una profundidad psicológica excepcional, pues desnuda con una fidelidad brutal la realidad de los individuos en desempleo, da testimonio fiel del deterioro de la autoestima y el odio que se gesta ante el sistema que los desecha, y por añadidura, hacia aquellos que tienen un buen empleo, nos revela paso a paso como el universo de Alain se va tiñendo de un gris sin esperanza que literalmente lo tiene al borde del colapso.

Todo le grita su condición, la cocina deteriorada que no puede cambiar, la hipoteca que no alcanza a pagar, el suéter desgastado de su mujer que no puede renovar, la condescendencia de sus hijas adultas que cada vez que les hacen un regalo son “cosas útiles” que apuntalan y retardan el inminente derrumbe de su estilo de vida. Para Alain el punto de quiebre llega el día en que trabajando en la bodega de mensajería de una farmacéutica, su jefe, un inmigrante turco, lo amonesta y agrede dándole una patada en el culo, Alain reacciona dándole un cabezazo que le rompe la nariz para terminar una vez más despedido y demandado.

Su situación está al límite, sin trabajo y con una demanda sobre su cabeza, busca desesperadamente una salida, pero justo en ese momento, como caída del cielo, le llega la respuesta de una compañía multinacional a la que había aplicado (ya sin esperanza), como prospecto a “especialista en recursos humanos”, Alain no da crédito pero ve aquí la gran oportunidad de resolver todos sus problemas y recuperar su autoestima e imagen ante su familia.

Al llegar a este punto, la trama da un vuelco, la oportunidad de trabajo para Alain se convierte en un detonante en la historia que lo hace entrar en un frenesí de ansiedad insoportable mientras se prepara para el día de la entrevista. Entran en escena nuevas directrices, el director de la compañía y sus planes ocultos de selección con los que espera evaluar la lealtad y el temple de su mesa directiva. El autor nos muestra la otra cara de la moneda: las dinámicas que mueven el mundo empresarial, los códigos que la rigen, la presión a que someten a sus empleados, como contrapunto a la situación de Alain que nos muestra esta dualidad como una causa y efecto que detona el drama principal de esta novela.

El ritmo de la novela cambia, nos muestra una trama vertiginosa cuyo punto de partida es la ira acumulada de Alain. Éste apuesta todo para obtener el trabajo, le miente a su esposa e hijas, obliga a una de ellas a prestarle dinero que necesita para prepararse, pero nada sale cómo está pensado, la trama sufre giros inesperados y nos lleva a un escenario de toma de rehenes en el que todo puede suceder.

La imagen de Alain se transforma ante nuestros ojos, del desempleado frustrado y deprimido nos lleva al personaje frío y calculador que maquina su venganza contra un sistema que lo desechó. Cada capítulo tiene un suspense impecable, nos brinda un camino inesperado en el que el autor hace gala del conocimiento que tiene de la psicología de las personas sometidas a presiones insoportables, desnuda los vicios de una sociedad tanto utilitaria como pragmática que engulle y desecha por igual a las personas que la hacen funcionar. Con la agudeza de un novelista mayor, construye un personaje que nos lleva por todo un espectro de emociones, desde la empatía y conmiseración por un hombre maduro que sufre su situación de desempleo, hasta la aversión total que nos causa el mismo personaje que no le importa destruir emocional y económicamente a quienes le rodean para conseguir su venganza.

No quiero hablar más de la trama para no arruinar la emoción y placer que causa la lectura de esta novela, basta decir que es un knockout emocional que nos dejará exhaustos.

Ps. Actualmente está disponible en Netflix la serie homónima basada en esta novela, es una excelente puesta en escena que respeta fielmente la historia con una selección de actores inmejorable. Es el complemento perfecto a la lectura del libro y también la recomiendo ampliamente.

Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: