Un día vives en casa de estudiante y tres doritos después estás comiendo en Don Campechano6 min de lectura

“Sólo hay dos tipos de personas:
las que comen aquí o
para llevar”
Jhon E grill

Mariano Paul

La estética de lo insólito

Hace unos meses quise dedicarme al trillado oficio de youtuber. Todavía tengo algunos clips enlatados que lo más seguro es que ya nunca vean la luz.  ¿Por qué quise ser youtuber? Por vanidad y soberbia como todos.  En realidad no veo tanto YouTuBe. Ahora menos.  Pero sigo algunos canales de comida que me parecen rescatables.

Yo creo que es cierto que el YouTuBe se ha vuelto como el canal 5. Que es en realidad la programación de los ajolotes. Aquello seres que se estacionan en alguna etapa de su desarrollo mordiéndose la cola. Y no lo niego, hay días en que sólo deseo borrarme y quedarme quieto sin llegar a la hibernación total.  Para todo eso está YouTuBe, para todo lo demás la vida.

Y bueno estas son las palabras de un ser un tanto amargado tirándole al fermentando con leves notas de acidez algo dulzona, casi se podría decir perfumada.  Si no cultivo esa sana cualidad de interesarme genuinamente por los demás, cómo podría soportar las improbables desventuras de individuos moldeados por los programas de concursos, el freak show y los reality.

Pero la vida es un reality show, ése. Nel, es más bien un noticiario 24/7. La vida de neta es puro breaking news, el resto son puros programas grabados con una tecnología obsoleta.

«Estimable audiencia. Este es el cacahuate garapiñado
por el néctar del estómago de una araña.
Nunca antes visto.»  

Así que como no soy ni divertido, ni cotorreador, ni tengo una personalidad única, mejor los crítico y así puedo ir en paz por la vida sabiendo que soy mejor que ellos y su público, un séquito de individuos grises necesitados de atención.  Que dice la chapis que si le puede mandar un saludo por el yutuv.

La icónica expresión de Mark Wiens de no te pases de verdura, pensé que era carne.

El vengador del Tururú

Así que ya se pueden imaginar la cosa. Quise ser youtuber porque no me gustaba lo que había.  Y qué cosas puede encontrar estos días por ahí si a uno le interesa la comida.

En lo personal prefiero un sano estilo casi corporativo y documental, donde la comida sea el personaje central y no las impredecibles situaciones de los youtubers y su personalidad. De ahí que el material de un Munchies o Mark Wiens me parecen llenos de una sana humildad que pone en off el impulso youtubero de sé tú mismo, broadcast your self vato.

Además las tomas de los alimentos y su consumo siempre van acompañados de impresiones sobre la experiencia de comerlos y algunos detalles técnicos de su preparación.  Sin ser un cositas en estos canales, además de conocer un poco sobre las personas y su cultura, te acercan a la experiencia de comerlos, ofreciéndote detalles y descripciones de los alimentos.  Yo imagino que sí existe un guión o por lo menos le dedican tiempo y esfuerzo a elaborar sus comentarios.

Está también el estilo cositas o canales que te convierten en un cositas de la cocina pero rudo, machín, donde te vas a ensuciar y puedes morir. Estos son mis favoritos porque una parte de mi cerebro quiere llenarse de información que le sirva para hacer cosas.  Ahí tienes La capital o Locos por el asado por ejemplo.

Pero el cositas que más llama mi atención por todo aquello que debería evitarse es Guga Foods. El YouTuBe , tan cerca de la televisión y tan lejos de las grabaciones domingueras en familia. Gringo hasta el tuétano con una sobreabundancia de edición y pirotécnica audiovisual y derroche de utilería. Perdónalos Edgar, no saben lo que hacen.

A mí el estilo que más me gusta es un justo medio entre el estilo cositas y el broadcast your self youtubero pero conservando siempre la estética ranch de las grabaciones familiares. Programas que te conectan con la comida  porque pueden darte una idea clara con palabras e imágenes de lo que sería probarlas, pero sin perder las ganas de vivir al estilo Canal 11.   

De La ruta de la garnacha  me atrae el genuino interés por mostrar la comida callejera.  Aunque creo que mayoría de las veces su conductor se apoya más en la edición y la pirotécnica visual que en sus dotes de comunicador para llevarnos hasta la comida. 

Confieso que es un defecto mío y no debería esperar aprender nada de estos youtubers. Si quisiera aprender formas de hablar sobre la comida o detalles de su preparación debería abrir libros o buscar documentales, si el que está enfrente de la pantalla me muestra un pan deshaciéndose de queso y salsas y carne y me dice que está riquísimo acompañado de una mueca babeante y una ráfaga de fotogramas en éxtasis debería bastarme y sólo ir a probarlas y cerrar la boca.  

Archivo

Mark Wiens

El proceso único de limpiado, marinando y cocción del pollo para el tradicional wat de Etiopía. Preparado por una familia local. El wat es un estofado de carne, pollo, tenera o sólo verduras condimentando con una mezcla de especias, chiles y guindillas. 

Munchies

Una muestra de la gastronomía de Toluca. Pasando por la torta diabla de dos chorizos, los tlacoyos al carbón, los  cremosos tacos de sesos de un cheff  marihuano y una bebida llamada la garañona. Y de paso un tutorial para hacer chorizo.

La Capital

La Capital y La ruta de la garnacha.  Un recorrido nocturno por algunas de las taquerías de México con el tío cositas de la carne y el amigo del barrio.  Lo mejor de dos mundos: comentarios informados sobre la comida de la mano de lugares claves de la Ciudad de México.


Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de el-artefacto.

Notas relacionadas

Danos tu opinión: