Ko Un: 108 poemas Zen5 min de lectura

Ko Un

Cucú

        Al alba tres cucús se sientan juntos
                                                  ni una palabra

                      ni qué bueno es otro mundo
                       ni qué bueno es este mundo

       Los cucús de ayer fueron olvidados
aún es temprano para los cucús de hoy

                           El mejor momento del día


Efímero

 Una trescientas millonésima de segundo,
              si eso es lo que dura una partícula,
         considera qué interminable es un día

  ¿Piensas que un día es demasiado corto?

                                                           gran codicia


El viento

Nunca le pidas clemencia  al viento
altas lilas silvestres y otras
blancas lilas aromáticas y otras
flores sin nombre y otras
una vez que se hayan marchitado sus hojas
brotarán nuevos tallos

No es demasiado tarde


Luces lejanas

Haciendo el camino de noche
las luces distantes me dieron fuerza

por sí mismas
por sí mismas

ayer, hoy y mañana también


Olas

Mira, ¿acaso todas las olas se mueven
porque una sola empieza a moverse?
No
Simplemente se mueven todas a un tiempo

Todo ha sido una equivocación
desde el principio


Reminiscencia

                        Durante decenas de años
                         esperé un copo de nieve
mi cuerpo que ardía como una brasa
                                                         se apagó

                                El canto de la cigarra
                                                                  cesó


Simplemente

                                          Se dice que seguimos
              el camino que cada uno ha tomado
   porque alguien nos dijo que lo tomemos
se dice que el agua que fluye simplemente
                                                              por el valle
                                                          está fluyendo
            porque alguien le dijo que lo hiciera

                Qué pobre es la sabiduría humana


Verano tardío

           Entrar en el agua ¡plaf!
                 entrar en las llamas
                                ¡Ay, quema!

                    así voy avanzando
mientras las frutas maduran
                                        más allá

Versión de Joung Kwon Tae  – Revisada por Isabel R. Cachera
De «108 poemas Zen» Editorial Casariego 2005

——————-

Ko Un (1933), poeta surcoreano. Algunas de sus obras son: Sensibilidad del nirvana, Sentencia de muerte y La persona que debe vivir.

Foto de portada: Maritza Ríos

Notas relacionadas

Danos tu opinión: