De Noche vienes, gato con cap

Caliche Caroma (Esta entrevista tiene una banda sonora: The Message de Grandmaster Flash & The Furious Five) Una chica a la que el insensible casero le asesinó al gato, ella ya pintaba desde antes de este triste episodio, pero la muerte de su felino a manos de su arrendador fue lo que la llevó a plasmar en las paredes su grafiti más famoso. Firma como Noche y lleva más de siete años pintando en All city (se utilizó el glosario de graffiti.org), aunque tuvo una pausa en su quehacer artístico,…

Zalce en enero

Caliche Caroma  Alfredo Zalce Torres firmaba sus obras con las iniciales de su nombre y primer apellido, A. Z. En enero nació (12, Pátzcuaro, 1908) y en enero murió (19, Morelia, 2003). Uno de los orgullos michoacanos más presumidos en el exterior, aunque formado en la Ciudad de México, las palabras de su hija Beatriz: “Luego el niño Alfredo decidió hermosear el piso de mosaico del patio de su casa en Tacubaya”. Inés Amor se refiere a él en sus Memorias como el güero Zalce, un hombre al que la…

Editorializar hasta las tiritas

Caliche Caroma 31 de diciembre de 2020, fecha de maratón, casi no llegamos, dijo alguien. Desde el fin del mundo este corresponsal de guerra cultural envía sus estampitas, un eufemismo para editorializar. Tremendo griterío en el cotarro se armó, a pesar/pensar de la pandemia/sindemia. Se han caído muchas cosas, las piedras siguen rodando y no se trata del ruquete Alex Lora, pero para chismes están las redes sociales y este mundo loco loco con su triste soledad, mucho pancho. El meollo del presente cantinfleo es agradecer a los lectores, y…

Historias guadalupanas en el año de la pandemia

Caliche Caroma “La Virgen de Guadalupe es esa larga caminata en la que nos encontramos unos con otros”. Lo que antes fue algarabía desbordada de un pueblo en efervescencia, hoy son vallas: Entre puestos de cañas, fritangas varias, fayuca, avanzan los religiosos, los fieles, algunos compungidos, con el rostro inclinado, otros van alegres, mirando el cielo con fruición. El escándalo de los futbolitos, los equipos de sonido que compiten en decibeles con los juegos mecánicos no merman la fe y la esperanza de los guadalupanos que visten, la mayoría, como…

En torno de una mesa de cantina

Caliche Caroma La lectura de textos literarios en voz alta y a la cara del público (¡El poema avisa!), en su mayoría poesía, pero también cuento, crónica, ensayo y epístolas, ha sido una constante en la ciudad de Morelia desde tiempos decimonónicos, por tal motivo algunos pepenadores de la historia le han llamado a la capital michoacana “la ciudad de los poetas”. Sin entrar en los detalles de los cientos de festivales de poesía que aquí se organizan a la menor provocación, las lecturas en voz alta también son pequeños…

Convivio con cubremotas

Caliche Caroma Había más reporteros que marihuanos en la Convivencia Cannábica del 26 de noviembre de 2020 a la que convocaron organizaciones michoacanas a favor de esta planta mágica, los periodistas de los diferentes medios locales conocían a varios de los consumidores de cannabis, los entrevistaron con sospechosa familiaridad en el corazón de la Plaza de Armas, ahí donde está el quiosco moreliano, ante las miradas y cámaras de media centena de policías que apretaban los puños y se mordían los labios (“Cuántas ganas de partiles la madre a estos…

¿Me has visto? Soy Samuel Noyola

Caliche Caroma Vaquero del mediodía (2019) quizá no sea el non plus ultra de los documentales, sobre todo porque el director Diego Enrique Osorno abusa de las historias secundarias, del melodrama lacrimoso que tanto fascina a los tibios de espíritu y de los lugares comunoides: indigentes leyendo poesía, escritores llorando por la rebeldía perdida y la copa de tequila/mezcal en la mano de los entrevistados para recordar al vate. Sin embargo, que se investigue la vida de un poeta que está en calidad de extraviado desde hace casi diez años…

Folikanuya: el dunumba de la cantera rosa

Caliche Caroma La entrevista se lleva a cabo en la colonia Prados Verdes, en la azotea de una de las viviendas de este barrio popular. La sesión de fotografías y video llaman la atención de los vecinos que también suben a sus azoteas, disfrutan de las polirritmias complejas pero sabrosas. Folikanuya escogió para grabar un fragmento del ritmo Baö, música del bosque de la tribu Toma que se toca para las mujeres en su iniciación sexual, antes se interpretaba sólo con krines (instrumento africano parecido al teponaztli mexicano), ahora todo…

Niña en el Clavijero y otras travesuras

Caliche Caroma El Centro Cultural Clavijero tiene la entrada y salida de su estacionamiento por la calle Valentín Gómez Farías, atraviesa el curioso visitante por el Mercado de Dulces moreliano, a unos pocos metros de la avenida Madero. En la caseta, un guardia mujer muy amable pregunta a qué y con quién, para qué, por qué, y sobran las razones, los pretextos para ingresar y disfrutar de la pequeña calzada, los árboles que ahí verdean y del resguardo gratuito del vehículo, automotor o bicicleta. “Vengo a una entrevista con la…

¿Feliz cumpleaños, Nietzsche?

Caliche Caroma Estaba a punto de escribir este texto sobre Federico Nietzsche (que cada quien lo pronuncie como pueda), cuando llegó a visitarme el más nietzscheano de mis amigos, Héctor Jaime Madrigal, y no porque sea un empedernido lector del autor de Así habló Zaratustra, quizás nunca lo ha leído, no lo sé, pero lo considero así porque su existencia, como la del intempestivo filósofo, es uno de los más claros ejemplos de la concordancia entre vida y pensamiento. Antes de irse, Héctor Jaime, que tiene setenta y tantos años…